Jorge Javier Vázquez con el pelo azul en el plató de La Casa Fuerte con los concursantes de fondo

Jorge Javier recibe amenazas de muerte por sus palabras en 'Sálvame'

El presentador está muy alarmado por unos mensajes que ha recibido después de apoyar a Rocío Carrasco

Jorge Javier Vázquez es uno de los rostros más polémicos de la televisión. Su discurso siempre genera un gran revuelo, y está acostumbrado a verse involucrado en escándalos por culpa de su incontinencia verbal.  

El presentador no tiene ningún miedo a la hora de dar su opinión. Defiende y cree en la libertad de expresión, y no está dispuesto a que nadie le silencie por pensar lo contrario.  

Por ese motivo, cuando afirmó que Sálvame era un programa de «rojos y maricones», sus detractores encontraron la oportunidad perfecta para destrozarle.  

logo Telegram¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A que esperas? 📲 Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

Jorge Javier denunció que había recibido serias amenazas de muerte por aquellas palabras. En un primer momento, no le dio importancia. Pero, cuando empezaron a enviarle vídeos a su teléfono personal, no tuvo más remedio que poner el asunto en manos de la justicia.  

«Tuve que ir a la Policía para denunciar dos vídeos en los que salía yo y, usando imágenes de Sálvame, simulaban asesinarme», declaró visiblemente afectado.  

A pesar de este grave incidente, el presentador no tiene miedo de sus detractores, y ha seguido opinado libremente de los temas de actualidad. No obstante, este atrevimiento le ha vuelto a costar un disgusto.  

Los mensajes destructivos que han indignado al presentador  

Jorge Javier escribe un blog en la revista 'Lecturas', titulado 'Vidas propias', donde ha relatado el grave incidente que ha vivido en los últimos días a causa de sus opiniones sobre el documental de Rocío Carrasco.  

El presentador tiene una relación especial con Rociíto, y nunca se ha llevado bien con Antonio David. Así que, no tiene ninguna duda sobre el ansiado testimonio de la hija de la Jurado. Considera que está diciendo la verdad, y está dispuesto a todo para demostrarlo.  

Sin embargo, este empeño por defender a su amiga le está costando muy caro. Recibe insultos a diario, tanto en la calle, como en las redes sociales. Aunque, lo que más le ha asustado, son las amenazas de muerte.  

«Como me siento más cercano a Rocío Carrasco, he recibido miles de mensajes deseándome varios cánceres, muertes dolorosas y males varios. Vaya, ¡Qué manera más bonita de apoyar a Antonio David!», escribe en Lecturas.  

Los enemigos de la familia Jurado están decididos a desmontar la versión de Rociíto. Según ellos, no está contando la verdad, e incluso ha mentido al contar su intento de suicidio.  

Un equipo de periodistas se ha puesto a investigar sobre el tema y, siguiendo sus informaciones, la hija de la cantante jamás ha querido quitarse la vida. Pero, Jorge persiste en su obsesión por dar la cara por ella, y garantiza que Telecinco tiene las pruebas que demuestran el relato de Rocío.  

«Se intentó suicidar con tres clases de pastillas, se tomó 32 pastillas de tres clases diferentes. Todo está acreditado», declara el comunicador muy alterado. 

Todo hace pensar que las amenazas no han tenido ningún efecto. Pues, Jorge sigue defendiendo su teoría, y opinando libremente sobre 'Contar la verdad para seguir viva'. «El testimonio de Rocío Carrasco es incuestionable. Me sobran la mayoría de opiniones», sentencia.  

Jorge ha llegado a esta conclusión después de haber sufrido un episodio que ha marcado un antes y un después. Tuvo que acudir a urgencias por un fuerte dolor de cabeza y, durante un momento, pensó que tenía una enfermedad terminal.  

«Si me anunciaran que me ha tocado el gordo dejaría de trabajar. Pero no para vivir de manera loca, sino para prepararme para aceptar el adiós con el menor miedo posible», comenta tras su salida del hospital. 

El presentador está muy decepcionado con el público. Según escribe en 'Vidas propias', considera que salir por televisión no le da derecho a nadie para bombardearle continuamente. ¿Tendrán efecto sus palabras, o seguirán amenazándole por cada uno de sus juicios?