Jessica Bueno con la mascarilla sujetando una carpeta azul

Jessica Bueno hunde a Anabel Pantoja: «Al bautizo vinieron los familiares más directos»

La exmujer de Kiko Rivera ha querido romper su silencio a través de un comunicado

Este fin de semana se ha celebrado el bautizo y la comunión de Francisco, el hijo de Kiko Rivera  y Jessica Bueno. La celebración se ha realizado en la casa de Bueno y de su marido, Jota Peleteiro. Por este motivo, la madre del pequeño ha sido quién ha marcado las normas y el formato del evento.

En esta celebración y aprovechando que se encontraba toda la familia, Jessica también quiso bautizar a su hijo pequeño. A pesar de todo, a esta fiesta solamente había unos veinte invitados. Y a pesar de que sí que invitó a Kiko Rivera, Irene Rosales y a los hijos de estos.

No invitó al resto de la familia paterna, dejando fuera a Isa Pantoja o Anabel Pantoja y que han quedado fuera del convite. Hoy le han preguntado por este tema a Anabel en  'Sálvame' y solamente sacar el tema esta ha empezado a llorar. A la colaboradora le ha sentado muy mal que Bueno no la haya invitado.

De hecho, ella creía que sería la madrina del pequeño Francisco, pero esto no ha sido así. En el último momento la tertuliana quedaba fuera y no era invitada al convite. La joven creía que no había sido invitada por las restricciones del coronavirus, pero casi al final del programa de hoy descubría el verdadero motivo.

Las lágrimas de Anabel y la llamada de Kiko Rivera en directo para animarla, han hecho que Jessica Bueno haya estallado y se haya pronunciado. A través de sus redes sociales ha emitido un comunicado dónde se puede desprender el enfado que lleva encima.

Jessica ha afirmado que no está dispuesta a que los bautizos de sus hijos se convierta en un circo mediático. No quiere que sus decisiones se conviertan en un espectáculo televisivo y parece que no lo ha conseguido. Seguidamente Bueno ha proseguido detallando el listado de invitados.

Ha dicho que se celebró en pequeño comité, invitando al padre de su hijo y a los familiares de su actual marido. Pues recordaba que su hijo menor también se bautizaba. A ellos se sumaron algunos amigos muy cercanos y la catequista y el párroco que ofició la ceremonia religiosa.

Sin embargo, Jessica no sabía que estaba a punto de decir algo que iba a hundir por completo a Anabel Pantoja. En su texto ha afirmado que solamente estaba la familia más directa, dejando claro que Anabel no lo es. Algo que ha dejado fuera de órbita a la joven y que ha querido reivindicar su lugar en la familia en pleno directo.

Kiko Rivera ha cedido a las presiones

En su llamada a 'Sálvame', Kiko Rivera ha confesado lo que muchos sospechaban. El empresario ha desvelado que ha cedido a las pretensiones de su exmujer. Para no perderse la comunión de su hijo, aceptó ser el único invitado junto a su mujer al evento.

Sabiendo que esto alejaba a toda la familia de este evento. A pesar de ello, ha aprovechado la llamada para anunciar la manera como se lo quiere compensar a su familia. Rivera ha contado que su hijo celebrará una segunda fiesta de comunión.

Esta la organizará el propio Kiko e invitará a toda su familia y amigos. Dejando claro que en esta sí que estará Anabel Pantoja y también su hermana Isa Pantoja. Lo que todo el mundo quería saber es si iba a estar en el convite la reina de la familia.

Los colaboradores de 'Sálvame' han preguntado si iba a invitar a su madre  Isabel Pantoja, a pesar de la batalla que tienen. Este ha dicho que es la abuela de su hijo y que no quiere que se lo pierda.