Kiko Rivera e Isabel Pantoja por la calle con gafas de sol

Isabel Pantoja podría vengarse de Kiko Rivera atribuyéndole una deuda millonaria

La abogada Montse Suárez ha advertido a Kiko Rivera de los problemas que podría ocasionarle su madre

Aunque Kiko Rivera tiene ahora mismo en el bolsillo a prácticamente toda España, refiriéndonos a la guerra que está protagonizando con su madre  Isabel Pantoja. La situación podría revertirse y aunque contase con el apoyo de la gente, su situación económica podría cambiar y no precisamente para bien. Gracias a sus apariciones televisivas hemos podido saber que ocupa el lugar de la víctima, con una herencia perteneciente a su padre Paquirri  y que no se le habría entregado. No solo eso, sino que además, las pruebas que está aportando indican que por el camino esta herencia habría ido perdiendo valor a consecuencia de los presuntos movimientos que habría realizado su madre, cuando esta ejercía como usufructuaria de este capital.

El cantante ha anunciado que se está documentando, reuniendo el máximo de pruebas para demostrar que no se le entregó su herencia  y además, está hablando con varios abogados para conocer sus derechos ante lo que se está convirtiendo en la mayor traición familiar de la historia. Según parece, el nivel de vida de Isabel Pantoja desde que murió Paquirri ha hecho que el capital de la herencia haya ido disminuyendo y ahora le será imposible a su hijo recuperar su parte de este importe, pues seguramente las arcas tienen tan poco dinero que ya no queda ni la mitad de lo que había.

Ante esto, 'Sálvame'  ha contado con la asesoría de la abogada televisiva Montse Suárez, la misma que ha acudido al plató para advertir a Kiko Rivera de un posible  giro de guion  y que además de dejarlo lejos del disfrute de su herencia, podría convertirse en el mayor de sus problemas económicos, dejándole incluso en la peor de las ruinas jamás contadas.

Isabel Pantoja podría dejar a Kiko Rivera en números rojos

La abogada del programa ha admitido que la tonadillera podría dejar a su hijo en un marronazo. Cabe recordar que Isabel Pantoja es poseedora del 52% de la propiedad de Cantora, mientras que a Kiko Rivera le pertenece el 48% de la propiedad. Si la cantante muriese sin haber dejado testamento, además del 48% de la herencia de su padre, Kiko también tendría que cargar con la parte de la herencia de su madre y que solamente se repartiría con su hermana Isa Pantoja.

De demostrarse que Cantora arrastra grandes deudas, Kiko no heredaría una finca para el disfrute, sino que además tendría que cargar con la deuda y podría estar embargado  de por vida. Ante esto, Montse Suárez le ha dado distintas soluciones por si esto acaba ocurriendo.

La primera de las soluciones pasaría por someter la casa a una subasta pública. Esto le haría perder la casa por completo, pero le dejaría totalmente libre de deuda. Sea como sea, esta solución sería muy dolorosa para el heredero, pues es sorprendente ver el dinero que se ha amasado en su casa y que ahora no le quede más opción que subastarlo todo y quedarse sin nada.

La segunda opción y que sucedería si Isabel Pantoja siguiese en vida y no quisiese vender su parte de la casa, Kiko Rivera podría arrendar su 48% del hogar, haciendo entrar en Cantora a una familia y que podría disfrutar del jardín de la Pantoja, de la piscina y de todas las inmediaciones del hogar, puesto que la casa también le pertenece al empresario. De este modo, presionaría a Isabel Pantoja para que acabase vendiendo la casa y pudiesen saciar la cantidad económica correspondiente a la venta de esta conocida finca.

Por último, Rafa Mora ha afirmado que su amigo tiene la intención de llegar al final de todo este camino y que si esto pasa por demandar a su propia madre lo acabará haciendo. El tiempo decidirá si la familia Pantoja Rivera sigue enemistada o si es posible acabar llegando a un acuerdo y recuperando la unidad familiar. Solamente hay una pieza que falta por encajar en este mosaico. ¿Dónde se situará Isa Pantoja cuando salga del concurso en el que está participando?