Isabel Pantoja dentro del coche y mirando a través de la ventana, con gafas de sol y bufanda blanca

Isabel Pantoja, ¿contra las cuerdas? El abogado de los hermanos Rivera lo deja claro

El abogado de Francisco y Cayetano Rivera desvela cuál es la posición de Isabel Pantoja en la polémica con los enseres de Paquirri que dejó en herencia a sus hijos mayores.

Isabel Pantoja tendrá que enfrentarse una vez más a la ley si no le devuelve los enseres de su marido fallecido, Paquirri, a los hijos de este con Carmina Ordóñez. 

La cantante ha sido descubierta por su propio hijo en todas y cada una de las presuntas mentiras que Isabel Pantoja habría maquinado en relación con la herencia de su esposo para salir victoriosa y en buena posición económica. 

Kiko Rivera también ha dejado a su madre en evidencia delante de toda España y de los propios perjudicados, Francisco (46) y Cayetano (43) Rivera, al revelar que las pertenencias de su padre estaban en Cantora. 

Las mismas pertenencias que su madre, Isabel Pantoja, había asegurado 36 años atrás que habían sido robadas. Por este motivo, la tonadillera alegaba que no podía entregárselas a sus dueños reales, los hijos mayores del torero. 

logo Telegram¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A qué esperas? 📲 ¡Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, ¡TE ESPERAMOS!

Ahora que todas las cartas están boca arriba, los Rivera vuelven a enfrentarse a la cantante para reclamar lo que les pertenece. Si Isabel no accede por las buenas, lo hará por orden de un juez. Y así lo están gestionando los hermanos junto con su abogado, Joaquín Moeckel. 

Isabel Pantoja está contra las cuerdas y así lo asegura el abogado de los demandantes, Francisco y Cayetano Rivera. Ellos van a pelear por lo que es suyo e Isabel deberá resignarse a entregar las pertenencias del torero a sus hijos. 

«Si lo nuestro no fue robado en el supuesto robo de marras, si lo nuestro no ha sido entregado porque usted misma ha dicho que no lo ha entregado ← refiriéndose a Isabel Pantoja (64) ←, los bienes están ahí. Que estén en Cantora o no... ya no es mi problema.  Los bienes no han sido entregados y vamos a intentar luchar judicialmente para que sean entregados», afirmó el letrado. 

Joaquín Moeckel lo tiene claro. «Si los bienes hubieran desaparecido de Cantora ← lugar donde se encuentran escondidos según Kiko Rivera (36) ← los bienes estarían embargados con una diligencia del 93». 

Asimismo, el letrado se reafirmaba en indicar que a él no se le había trasladado que la diligencia del embargo hubiera sido anulada o revocada. Por ello, tiene claro que, a pesar de los obstáculos que está interponiendo Isabel Pantoja para quedarse con las pertenencias de Paquirri, ganarán la partida.

«Siempre mantengo la esperanza. Cuando Cristo fue clavado en la cruz, muchos centuriones romanos que no creían en Jesús, le vieron respirar en la cruz dijeron verdaderamente este es el hijo del Señor», decía Joaquín Moeckel. 

Isabel Pantoja no tiene escapatoria

El abogado de Francisco y Cayetano Rivera responde si Isabel Pantoja está contra las cuerdas: «desde el punto de vista intercronológico sí, yo puedo considerar que sí. Todas sus excusas se le han caído. Desde un punto de vista cronológico está desenmascarada la situación».

Por su parte, los hermanos de Kiko Rivera están ansiosos por recuperar los objetos de Paquirri que les pertenecen y que tienen un alto valor emocional para ellos. 

Después de 36 años, los hermanos comienzan a ver la luz al final del túnel después de que Kiko Rivera asegurara en 'Sálvame Deluxe' que él mismo había visto con sus propios ojos el 2 de agosto de este año los enseres que sus hermanos le reclaman a su madre.

«Este tipo de cosas son muy delicadas y son personas muy sensibles. Estos dos hombres eran niños en su momento y su padre murió en una plaza de toros, su madre también falleció cuando ellos eran muy jóvenes... han tenido una infancia muy dura, remover estas cosas... han tenido una infancia y una adolescencia muy dura, entonces hay que ablandarse un poco con este tipo de situaciones», exclamaba el letrado y amigo de los hermanos Rivera.