Gustavo González con americana rosa en el plató de Supervivientes

Gustavo González se ceba con comentarios machistas y fuera de lugar hacia María Patiño

El colaborador ha mandado unas grabaciones muy comprometidas y por error a la dirección de 'Sálvame'

Muchos tachan a Gustavo González de ser uno de los colaboradores menos activos de 'Sálvame'. Sus intervenciones no acostumbran a calar en la audiencia, pero sin embargo, es uno de los tertulianos que más informaciones trae al programa, informaciones que en muchas ocasiones comprometen a sus propios compañeros, pero que él no duda en aportar a cambio de aparecer más días en el programa de Telecinco.

Son muchos los ejemplos que podemos poner de estas traiciones de González hacia sus propios compañeros. Recordemos que en el pasado se le acusó de filtrar el destino de las vacaciones de Carlota Corredera, que decidió pasar unos días en Mallorca y hasta allí se desplazaron varios fotógrafos para captar alguno de los momentos de ese viaje.

La catalana  Laura Fa quién acusó a González de haber filtrado el dato, algo que él ha negado y que aun a día de hoy lo mantiene. Aún hay más, el novio de María Patiño también vendió el embarazo de la hija de  Raquel Bollo, un asunto muy grave y que junto a otras cosas, provocó la marcha de la colaboradora del programa de Telecinco.

logo Telegram¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A qué esperas? 📲 ¡Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, ¡TE ESPERAMOS!

Lejos de mostrar un cambio en su actitud, el colaborador ha caído en su propia trampa y sin quererlo ha acabo aportando un material muy sensible y que lo compromete en primera persona. Según parece, la dirección del programa pidió a todos los colaboradores material antiguo de Kiko Rivera y de su madre Isabel Pantoja para poder emitir contenido exclusivo en los especiales de 'Cantora, la herencia envenenada'.

Ante esta solicitud, Gustavo viajó hasta Madrid para aportar una cinta que contenía una entrevista y que grabó a Kiko Rivera en el año 2006, cuando este se encontraba viviendo en un centro interno. En estas imágenes se puede ver a Kiko y escuchar a Gustavo, que mientras comparten un refresco charlan ante la presencia de una cámara, logrando sacar un testimonio muy valioso del hijo de la Pantoja.

Rivera se muestra muy molesto con Jorge Javier Vázquez y que en ese momento presentaba 'Aquí hay tomate'. Sobre este, llega a decir que si pudiese lo mataba, algo que no ha afectado mucho a Jorge y que ha asegurado entenderlo, pues reconoce que en ese momento fueron muy duros con él y con su familia y que es comprensible que no les tuviese mucha estima.

Sin embargo, la peor parte se la lleva María Patiño y que recordemos, en ese momento tenía una estrecha relación con Gustavo González, puesto a que los dos compartían programa en Antena 3.

Comentarios fuera de lugar

Por un motivo que desconocemos, Gustavo González insistía a Kiko Rivera para que hablase de  María Patiño. Para ello, no duda en jadearle cada vez que este lanzaba comentarios y des calificativos muy feos hacía su amiga y compañera. Estos hacen clara referencia a las relaciones íntimas de la colaboradora, incluso se jactan de sus posibles habilidades amatorias y sin ningún pudor, Gustavo se ríe cuando Kiko llama fea y nariz de ratón a la colaboradora de 'Sálvame'.

En estos encuentros, en las que según cuenta 'Sálvame', también acaban viendo en el móvil videos para adultos, Kiko se despacha contra todos y contra todo y si nos preguntamos el motivo que lleva a Gustavo a estar allí, la propia Patiño lo ha contado. El diez por ciento de lo que se ganaba por ese material, se lo quedaba directamente el colaborador y fotógrafo. Un negocio más que redondo.

Hoy González ha querido pedir perdón a María Patiño y para ello ha admitido que en el pasado era autor de muchos comentarios machistas, sexistas e incluso homófobos, algo que él mismo ha dicho que a lo largo de este tiempo ha intentado eliminar de su comentario, siendo consciente de lo dañino que puede acabar siendo.