Gema López en el plató de 'Sálvame'

Miedo en 'Sálvame': Gema López triunfa como presentadora y sus compañeros tiemblan

La rotación de presentadores suplentes se ha parado y Gema López ha sido la elegida definitiva por los directores

Desde que  'Sálvame' alargase su duración hasta las nueve de la noche, Jorge Javier Vázquez  decidió negociar con la cadena y la productora del programa su presencia en este espacio. Mientras que los colaboradores sí que han ampliado su presencia en el plató, estando presentes de principio a fin, el  presentador titular  se ausenta durante la primera hora de programa y se incorpora a partir de las cinco de la tarde para seguir hasta que conectan con los informativos de la cadena. Esto solamente pasa con el catalán, pues sus dos suplentes, Paz Padilla y Carlota Corredera sí que se adaptan al horario y cumplen con toda la jornada como ya hacían antes de que desapareciese 'Pasapalabra'.

Con esta ausencia de Vázquez, la dirección del programa tuvo que encontrar una solución para los días que presentaba él y que no implicase recurrir a Padillla y Corredera para que presentasen una única hora del formato. Para solventar este vacío, el programa ha confiado en sus colaboradores  para ir conduciendo el espacio rotativamente, debutando prácticamente todos y teniendo la oportunidad de destacar en esta vertiente que para muchos era nueva.

Mientras que algunos colaboradores como  Jesús Manuel Ruiz  o Víctor Sandoval  solamente han presentado un día, hay otros que han podido repetir y que han contado con el apoyo de la dirección para esta tarea. Entre los repetidores se encuentran Chelo García Cortés, Alonso Caparrós o Lydia Lozano, tres de los nombres que podrían estar más molestos con lo que está ocurriendo en los últimos días y que ya suena a irreversible.

Gema López empezó como el resto siendo presentadora  en pruebas, pero algo ha gustado a sus jefes para que le confíen el programa en varias ocasiones, repitiendo incluso en días consecutivos a lo largo de una misma semana. La colaboradora y ahora presentadora, ha seguido los pasos de su buena amiga María Patiño y poco a poco se ha ido haciendo un hueco en esta interminable guerra en las tardes de Telecinco.

Nervios entre las filas de 'Sálvame'

Este ascenso de Gema López no ha sido recibido por todos sus compañeros con la misma alegría, mientras que algunas compañeras como Belén Esteban  o María Patiño se han alegrado por la periodista, podría haber otros perfiles que estarán algo más molestos y que verían como sus opciones de presentar el programa a largo plazo se van desvaneciendo.

Rafa Mora, Alonso Caparrós o Lydia Lozano estarían viendo como tarde tras tarde, la dirección del programa confía en López para presentar, dejándolos a ellos en la banqueta, cuando han sido ellos los que durante muchos días han salvado la emisión del espacio. Rafa Mora, que es quizás el que menos días ha presentado, ha admitido en varias ocasiones públicamente que su objetivo es convertirse en presentador, algo que cada vez está más lejos.

Alonso Caparrós y Lydia Lozano, los dos muy alabados por la audiencia por la solvencia que tienen presentado, tendrán que seguir esperando muy pacientes para volver a tener el protagonismo  tan ansiado que se confía solamente a los más agraciados.

Todo esto nos demuestra que el programa de Telecinco es cada vez más hibrido y que las barreras entre presentador y colaboradores son cada vez más frágiles, permitiendo a todos por igual poder ascender, pero a la vez, poniéndolos a todos en la picota y descendiendo a los infiernos si no funcionan como se espera de ellos.

No será hasta las fiestas navideñas o en épocas de verano, cuando realmente la cúpula tendrá que deliberar quiénes son los elegidos o elegidas para ser los presentadores titulares durante esas largas semanas de descanso de Vázquez, Padilla y Corredera. Cabe recordar que en mitad de esta batalla también quedan Kiko HernándezNuria Marín, presentadores suplentes de los suplentes y que también esperan tener sus tardes de gloria en las próximas semanas. Un pastel con muchos comensales pero con muy pocas opciones de poder mordérlo. El tiempo dirá si las disputas por presentar acaban llegando a trasladarse delante de las cámaras del programa.