Fotomontaje de Rocío Carrasco y Mila Ximénez

La frase de Mila Ximénez sobre Rocío Carrasco que la perseguirá hasta el final

En el pasado, la colaboradora de 'Sálvame' tuvo unas palabras muy desafortunadas hacia la que consideraba una amiga

La hemeroteca nunca engaña. Y si no que se lo digan a Rocío Carrasco, cuya serie documental está poniendo sobre la mesa un sinfín de declaraciones y episodios recogidos en el pasado por los medios de comunicación en nuestro país.

El caso más claro es el de Antonio David Flores. Sus portadas y exclusivas millonarias en revistas del corazón, así como sus miles de intervenciones en los platós de televisión no dejan lugar a dudas de la campaña de acoso y derribo mediático que inició hacia su exmujer.

Con el objetivo de rentabilizar su relación con la hija de Rocío Jurado y sus dos hijos en común, el ex guardia civil no dudó en difamar a la que fuera su mujer a través de informaciones que, en muchos casos, resultaron ser falsas. Tal y como ha demostrado Rociíto a través de pruebas documentales.

logo Telegram¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A qué esperas? 📲 ¡Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, ¡TE ESPERAMOS!

«Es complicado que se demuestren unos malos tratos psicológicos porque son cosas que suelen pasar de puertas para dentro, en el ámbito de lo privado. Pero es que en mi caso, las lesiones y el daño emocional se me han hecho públicamente durante 20 años», asegura la protagonista en el undécimo capítulo emitido.

La frase de Mila Ximénez sobre Rocío Carrasco que la persigue hasta el final

Sin embargo, son otros muchos los personajes de televisión que están quedando retratados por la postura que defendieron en el pasado, posicionándose a favor del excolaborador de Telecinco y atacando sin piedad a su exmujer.

Es el caso de periodistas como Lydia Lozano, María Patiño y Gustavo González, que han quedado sentenciados por algunas informaciones falsas que divulgaron en el pasado, pero también el de colaboradores actualmente menos activos y personas cercanas a Rociíto como Mila Ximénez.

Pese a estar de baja laboral y alejada de los medios de comunicación mientras continúa su tratamiento contra el cáncer de pulmón que le diagnosticaron hace ya un año, la colaboradora de 'Salvame' ha acaparado varios titulares durante la emisión de la docu-serie.

La tertuliana ha sido nombrada varias veces por la protagonista que, entre otros episodios, ha contado a los espectadores los detalles de aquella noche en la que acudió a un evento promocional organizado por Mila Ximénez a pesar de estar su hijo ingresado en el hospital.  

Y es que durante todos estos años, la hija de Pedro Carrasco ha sido duramente criticada por la actitud que ha tenido con sus hijos y por su decisión de denunciar a su exmarido, siendo tachada de mala madre y de persona vengativa cuyo único objetivo es hacer sufrir al padre de sus hijos.

De hecho, en el undécimo capítulo del documental, Rocío Carrasco ha querido poner sobre la mesa las barbaridades que se dijeron sobre su persona tras afrontar uno de los juicios más duros de su vida, cuando denunció al ex guardia civil por lesiones psicológicas, un caso que después sería derivado al juzgado de violencia de género.

Rociíto, indignada por los comentarios de la prensa tras la vista judicial más difícil 

En aquel momento, la protagonista tuvo que someterse a más de cinco horas de interrogatorio por parte de los expertos del juzgado y revivir la trágica historia de su vida ante varios desconocidos.

A la salida de los juzgados, su cara descompuesta y su aspecto descuidado fue objeto de mofas y críticas por parte de numerosos colaboradores de Telecinco, que intentaron hacer ver que se trataba de una simple estrategia de la demandante para victimizarse y dar lástima.

«Lo que ha hecho en el juzgado no es un gesto casual. Ella se quitó las gafas para enseñar la cara de sufrimiento que tiene», afirmaba Mila Ximénez por aquel entonces, a pesar de que habían sido los reporteros los que pidieron a Rociíto que se quitase las gafas.

«Tuvo la precaución de no teñirse bien el pelo y yo creo que dio una imagen de más deterioro físico aún. Se quitó las gafas para dar más impresión y fue sin maquillar», añadía Gustavo González para reforzar la idea de que se trató de una acción premeditada.