Lely Céspedes en una intervención en el programa de Telecinco

La frase de Lely Céspedes en marzo en Sálvame que ahora cobra todo el sentido

La exmujer de Ernesto Neyra vaticinó el final de Antonio David Flores

Poco más de dos meses son los que lleva Antonio David Flores sin pisar un plató de televisión. El testimonio de Rocío Carrasco contando los malos tratos que vivió durante el matrimonio terminaron con el despido del ex guardia civil.

La repercusión de los dos primeros episodios fue tal, que Mediaset tomó la determinación de prescindir de él. Pero días antes ya se mascaba la tragedia. Fue Lely Céspedes, exmujer de Ernesto Neyra, la primera en lanzar una piedra contra el padre de Rocío Flores.

Acudió como invitada para narrar su difícil situación económica, pero una frase dejó en silencio al todavía colaborador. Unas palabras que ahora cobran sentido y que revelan su verdadero carácter.

Fue un comentario poco afortunado de Antonio David el que provocó la reacción de Lely. Hay que recordar que él y Ernesto Neyra eran grandes amigos, pero algo turbio les unía más aún.

La premonitoria frase de Lely Céspedes

Faltaban seis días para el documental de Rocío Carrasco, pero la cadena podría haber pensado ya en el despido de su exmarido. Gran parte de los directivos conocían la versión de Rocío y se evitó que saliera a la luz.

La mujer del bailaor acudió para explicar su precaria situación personal, pero un enfrentamiento con el malagueño desvió la atención. «Tú no eres quién para darme lecciones, ni de buen padre, ni de buena persona ni tampoco de buen marido», comenzó diciendo.

«Tengo en mi poder un testimonio por el que deberías estarte calladito», le advirtió Lely. Los colaboradores se quedaron con la boca abierta mientras intentaban sacar más información. «Si empiezo a contar, te quedan muy pocos días para estar en este plató», aseguró.

«¿Cómo?», exclamaron los presentes. Incluida Carlota Corredera que no salía de su asombro. «¿Te suena el nombre de Cristina? Ella dijo que eras un maltratador», señaló la invitada.

Fue entonces cuando Lydia Lozano quiso saber más. Pero rápidamente David Valldeperas frenó a la periodista para que no ahondase más en el tema. De esta manera, el programa siguió como si nada.

Parece que Lely se adelantó a los acontecimientos. Vaticinó lo poco que le quedaba a Antonio David en su silla aludiendo a su carácter violento contra las mujeres. Pocos días después, fue despedido.

¿Despido fortuito o premeditado?

Horas después de estrenarse el documental, el padre de Rocío Flores se enteró en directo de que estaba despedido. La productora le comunicó que ese día no estaba convocado, pero que lo avisarían más adelante.

Eso nunca ocurrió. Al filo de las 16:30, la presentadora comunicó la decisión de prescindir de él de manera indefinida. Desde entonces no hubo contacto entre las dos partes.

Ahora el ex guardia civil ha denunciado a la productora por despido improcedente y pide una cuantio saindemnización por los daños ocasionados.

La amistad entre Ernesto Neyra y Antonio David Flores

No hace mucho el exmarido de Lely Céspedes fue detenido por la policía. Estaba en busca y captura por no haber pasado la pensión a su exmujer. En el momento de la detención se encontraba junto al exmarido de Rocío Carrasco.

Ambos mantienen muy buena relación. Fue el entonces colaborador el que informaba de cómo se produjo la detención.

Llama mucho la atención la versión que contó el padre de Rocío Flores sobre el estado de su amigo. «Los últimos años ha vivido con mucha presión por parte de Lely», contaba. «Su situación económica fue a peor debido a la denuncia de maltrato de su exmujer».

«Se le cerraron muchas puertas y no pudo facturar, de ahí que no pudiera hacerse cargo de la manutención», explicaba. Es inevitable ver las semejanzas en el discurso de ambos protagonistas.

Los dos no pagaron la pensión de sus hijos y lo achacan a las denuncias por malos tratos de sus exmujeres. Además, Antonio David vuelve a echar mano de la victimización como padre. «Lamenta que por 7.200 euros el padre de sus hijos haya entrado en prisión», opinaba sobre su amigo.