ÚLTIMA HORA

Pedro Sánchez abandona rueda de prensa por amenza militar
Montaje con una imagen de Antonio David y otra de Carlos 'El yoyas'

Lo que Fayna ocultó en 'Sálvame' sobre Antonio David y su ex, Carlos 'El Yoyas'

La ex concursante de 'GH2' desveló en sus redes sociales lo que ocurrió durante un programa de 'Crónicas Marcianas'

Fayna Bethencourt, concursante de la segunda edición de ‘Gran Hermano’, estuvo este miércoles en el plató de ‘Sálvame’ para desvelar cuál fue su reacción tras ver la docuserie ‘Rocío. Contar la verdad para seguir viva’. La exconcursante de 'GH2', que hace unas semanas también visitó el programa para relatar que fue víctima de malos tratos por parte de su ex, Carlos Navarro ‘El Yoyas’, ha contado cómo vio los primeros episodios del documental de Rocío Carrasco.

«Lloré con ella. Recuerdo el momento en el que ella se rompe y lloré como una magdalena. Esto te lo dirá cualquier mujer que haya sufrido violencia de género: un animal herido reconoce a otro animal herido, reconoce sus heridas, reconoce su dolor; y yo la creo, sé que dice la verdad», desveló a Carlota Corredera.

«La verdad no tiene precio»

Fayna afirmaba que está «feliz de que haya hablado, por ella. Las cosas cuando las guardas en un cajón se pudren, hay que darle voz para que existan para la gente. Creo que para ella ha sido catártico, un paso más para su cura. La verdad no tiene precio», aseguraba Fayna para aquellos que dudan del testimonio de Rocío Carrasco por haber cobrado por ese documental.

Además, Fayna fue tajante sobre las verdaderas víctimas de esta historia: «Los niños siempre son víctimas. He conocido muchos casos similares, Rocío no es la única y la están tratando como un bicho raro». Por último, la canaria apoyó en todo lo que haga Rocío Carrasco y reveló que el domingo «la escuchaba y pensaba: a mí también me pasó».

¿Qué pasó en 'Crónicas Marcianas' entre Antonio David y Carlos 'El Yoyas'?

Tras ver los dos primeros episodios del documental de 'Rocío: contar la verdad para seguir viva', la ex concursante canaria de 'GH2' publicó un sentido post en su cuenta de Instagram, abriendo su corazón y expresando todo lo que sentía tras vivir el desgarrador testimonio de la hija de Rocío Jurado.

En dicha publicación de Instagram (cuenta que está en modo privado, aunque la canaria suele aceptar las solicitudes de seguimiento), Fayna aprovechó para hablar del sufrimiento que vivió con su ex, Carlos Navarro 'El Yoyas' y de la comparativa que hace con él y Antonio David Flores.

«Tuve la ocasión de coincidir con Rocío hace veinte años y me pareció una persona muy agradable que me transmitió mucha dulzura y serenidad. Desde aquel momento, mi opinión sobre ella, nunca cambió. También coincidí con su verdugo en una de aquellas noches de 'Crónicas marcianas' y me llamó la atención la rabia contenida en su mirada y ese odio que parecía destilar al hablar. Nunca me gustó», comienza la confesión de Fayna tras el documental del domingo.

«En aquella ocasión él y el que era mi monstruo en aquel entonces, acabaron pegándose en uno de los camerinos del programa. Supongo que esos seres se reconocen entre ellos y si los juntas mucho tiempo en el mismo sitio, acaban por reventar. Porque en realidad todos esos monstruos son exactamente iguales», sentenciaba una Fayna que ya no se calla anda sobre su exmarido.

«Que no ganen los monstruos, Rocío. No les dejaremos»

«Sus nombres cambian y sus caras también, pero su esencia es la misma. Su forma de actuar sigue un nauseabundo patrón que se traduce en una triste vida para la persona que han elegido martirizar. Creo que ellos lo llaman amor, tal vez incluso crean que lo es. Pero para la persona que tienen al lado es una tortura que la va despellejando lentamente, día tras día, mes tras mes, a veces incluso año tras año. En ocasiones, ese ensañamiento traspasa la frontera de la ruptura que se supone tiene que aportar paz al objetivo del monstruo», prosigue la extensa carta que publicó Fayna Bethencourt.

Para finalizar el post, Fayna incide en creer el relato de la hija de Rocío Jurado. «Rocío, ¿cómo no te voy a creer, si has relatado lo que muchas conocemos de memoria? ¿Cómo no te voy a defender si entiendo cada palabra contada, cada sentimiento desgarrado y cada lágrima vertida al recordar? Rocío, te abrazo en la distancia. Te cojo la mano y te digo, que no te la voy a soltar. Gracias por contar tu historia. Gracias por tu valentía y enhorabuena porque ayer quedó claro que ese ser no ha logrado apagar tu luz. Que no ganen los monstruos, Rocío. No les dejaremos», concluía su discurso reivindicativo la ex gran hermana.