Carlota Corredera se seca las lagrimas

El triste adiós de Carlota Corredera a su tío Nanó, fallecido por Covid a los 76

Carlota Corredera ha recibido este sábado la triste noticia de que su tío Nanó ha fallecido a causa del coronavirus. La viguesa no pudo acompañar a su familia en el último adiós al fallecido.

Carlota Corredera se enfrentó este sábado a una de las noticias más tristes que podía recibir. Su tío, Nanó, había perdido la vida a los 76 años de edad a consecuencia del coronavirus. El vigués se ha convertido en un número más de víctimas que el Covid se lleva a su paso. 

La periodista natural de Vigo no pudo acudir a Galicia a arropar y, sentirse arropada, por su familia en estos duros momentos a colación de las restricciones sanitarias que impiden la libre circulación por el país. 

Sin embargo, la presentadora de Telecinco ha escrito unas palabras en su perfil de Twitter para rendirle homenaje a su tío fallecido. 

«Casi dos mil muertes en España por Covid en la última semana. Casi dos mil personas que se han ido sin poder abrazar o agarrar de la mano a sus seres queridos. Es el caso de mi tío Nanó. Valgan estas líneas como despedida de mi querido tío Fernando Llauger Boullosa», comenzó relatando la periodista. 

logo Telegram¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A qué esperas? 📲 ¡Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, ¡TE ESPERAMOS!

Según cuenta la viguesa, el propio Nanó era conocedor de que él padecía un plus de vulnerabilidad frente a la enfermedad del coronavirus. «Desde que apareció el covid, mi tío Nanó se sabía en grandísimo riesgo por sus patologías respiratorias», dice Carlota. 

El tío de la autora de 'Hablemos de nosotras' «vivía solo desde hacía 11 años, cuando falleció su madre, mi abuela Maruja. Sin hijos ni pareja pero con tres hermanas, un cuñado y ocho sobrinos que lo adoramos», cuenta. 

La presentadora siempre se ha mantenido celosa de su intimidad. El hermetismo de su vida privada ha caracterizado el papel de Carlota. De lo único que se conocía de ella hasta la fecha era su procedencia gallega, de la cual se siente muy orgullosa. 

El fallecimiento de Nanó ha incitado a Carlota a contar unas pinceladas de cómo fue su niñez, en especial, con su tío. «Toda mi infancia está repleta de recuerdos junto a él. Siempre cómplice y cariñoso con l@s hij@s de sus hermanas: cuatro sobrinas y cuatro sobrinos. Conocía cada rincón de Vigo, especialmente de Lavadores y O Calvario. Se pateó a fondo toda la ciudad a lo largo de sus 76 años con las paradas obligatorias para el chiqueteo y los Ducados. Fan absoluto de Federico se emocionaba orgulloso cuando su admirado locutor me nombraba en su programa. O cuando salía algo mío en el Faro o La Voz. 'Carloteira' me llamaba. Qué pena tan grande no poder estar en Vigo. Qué tristeza no poder haberte dicho por última vez lo mucho que te queríamos tod@s tus sobrin@s», plañía. 

La periodista de éxito también ha tenido unas palabras de agradecimiento para los sanitarios que velaron por la salud de su tío mientras pudieron y ha hecho una mención especial a una de sus familiares.  

«Quiero dar las gracias más sentidas al equipo del hospital que le acompañaron y cuidaron hasta su último aliento. Y todo mi reconocimiento a mi prima Elena, la doctora Lorenzo Llauger», señalaba Carlota.

En cuanto a Nanó, la viguesa ha querido mandarle un mensaje para que lo transmita allá arriba. «Ya estás con los abueliños. Háblales por favor de su bisnieta Alba. Diles que los siento siempre conmigo. Buen viaje, tío. Eras, fundamentalmente, una buena persona. Descansa en paz». 

La vida en Galicia de Carlota estuvo marcada por dos ausencias importantes

Hace escasos meses que Carlota Corredera acudía al programa de ‘Volverte a ver’ como invitada especial. Aunque la presentadora midió cada palabra propagada por su boca, sí fue generosa con su compañero de profesión y con el público. 

La presentadora de 'Sálvame' reveló que su adolescencia en Vigo estuvo marcada por dos duros batacazos que la vida le asestó a ella y a su familia. 

Cuando Carlota celebraba la entrada en la segunda década de vida, su padre y su hermano fallecieron. A pesar de que la periodista afirma haber crecido rodeada de amor, los 20 no fueron fáciles para ella.

El programa de Carlos Sobera quiso rendir homenaje a los dos seres queridos fallecidos de Carlota y proyectó unas imágenes de ellos. La gallega no pudo evitar emocionarse y recitar unas palabras. 

«Compartí solo 20 años con él y de alguna manera, aunque él no lo sabía, me dejó un manual de instrucciones. Lo echo mucho de menos, creo que hubiera sido un abuelo excepcional. Empezó muy chico trabajando, soy hija del sector naval. Fue una persona muy honesta y comprometida, para mí es ejemplo absoluto y referente», dijo.

Según relata la presentadora, su madre desempeñó el rol de fortaleza y sacó a su familia adelante a pesar del enorme dolor que se apoderaba de ella. 

«Durante mucho tiempo no nombraba a mi hermano. Cuando llegué a Madrid me reinventé. En Galicia había un estigma porque en un año habíamos tenido dos golpes… hoy puedo hablar de la muerte de mi hermano pero en su día fue un palo. Mi padre consiguió prepararnos par del desenlace, pero ¿quién se podía esperar que un chiquillo se fuera tan pronto? No hay que entrar en detalles para hablar de la bajada a los infiernos que hubo en mi casa. Me gusta que la gente escuche que tiene que tener esperanza, se puede volver a ser feliz», señaló compungida. 

Ahora la periodista debe enfrentarse de nuevo a la pérdida de un allegado, pero sin los abrazos de su familia. Carlota tendrá que reponerse de la muerte de Nanó en Madrid y hacer llegar su calor hasta Vigo.