Isabel Pantoja dentro del coche y mirando a través de la ventana, con gafas de sol y bufanda blanca

Un ex empleado de Isabel Pantoja lo confirma: «Hacían dormir a Isa Pantoja en la calle»

El invitado de 'Sálvame' podría enfrentarse a consecuencias legales por lo que acaba de contar

Mientras Isabel Pantoja sigue encerrada en Cantora, no paran de aparecer testimonios que siguen ensuciando su imagen y también, la de todos aquellos que la rodean. Tener dinero y poder costearte un servicio interno puede proporcionarte muchas comodidades, pero también algunos contratiempos y que pueden convertirse en irremediables para tu imagen pública. Cuando la tonadillera estaba en su mejor momento tenía de todo, un chofer, servicio de limpieza, cocineras, jardineros y algunas comodidades más. Sin embargo, los problemas llegaron cuando la Pantoja fue perdiendo fuelle y tuvo que ir prescindiendo de todos aquellos que la acompañaban.

De hecho, ya no queda ningún ex empleado del hogar que no haya aparecido en televisión hablando mal de Isabel Pantoja y de todos aquellos que viven con ella. Hoy ha sido el turno de Fosky, exmarido también de Pepi Valladares  y que estuvo trabajando como chofer de la cantante. Este ha visitado el plató de 'Sálvame' para intentar dibujar como se trataba a  Isa Pantoja  cuando llegó al clan de los Pantoja.

Su relato ha sido desgarrador y ha dejado a todos los colaboradores sin habla. Fosky ha dicho que cuando Isabel Pantoja se encontraba trabajando fuera, su hermano Agustín se dedicaba a hacer la vida imposible a Isa y la trataba de la peor de las maneras posibles. Ante esto, le han pedido ejemplos de cosas que pasaban y la verdad, es que lo que ha contado ha dejado a todo el mundo con el corazón en un puño.

El invitado ha relatado que en una ocasión y en pleno invierno, Agustín Pantoja echó de casa a Isa Pantoja y la dejó durmiendo en el jardín, sabiendo el frío que hacía en la calle. A la mañana siguiente, llegó él y su mujer y vieron como la niña estaba en la calle sin poder hablar y fue entonces cuando decidieron llamar a Isabel Pantoja para contar lo que estaba pasando en su casa.

Por lo visto, esto no gustó para nada a la cantante que decidió tomar medidas muy serias y dejó de hablarse con su madre y su hermano por lo que habían permitido dentro de la casa. Sin embargo, esto no fue la única situación que vivió el chófer, también presenció insultos xenófobos hacía la menor en ese momento y que dejan muy mal al hermano de la Pantoja.

Por si esto fuera poco, Fosky también ha contado que doña Ana y Agustín custodiaban la nevera de la casa con una cadena para que la niña no pudiese comer nada y privarle así de vivir con comodidad en la que también era su casa. El ex empleado también ha cargado contra Kiko Rivera, diciendo que su madre le daba a diario más de dos mil euros para que se los gastara en sus cosas. Una afirmación que se le ha girado en contra y que ha motivado una llamada de Kiko para decir que eso era mentira y que lo iba a demandar.

Fosky juega sucio contra Kiko Rivera

Lejos retratarse, Fosky ha seguido pinchando a Kiko Rivera dejando entrever que cuando trabajaba de chofer en su familia, en más de una ocasión le acompañaba a comprar sustancias dañinas para la salud. Un ataque mucho más duro que el primero y que si no puede demostrar, pueden acarrearle problemas legales muy serios.

La visita de Fosky ha sido bastante movida, también ha entrado por teléfono su exmujer Pepi Valladares para contar que este lleva nueve años sin ver a su hijo y huyendo de España para no hacer frente a los problemas legales que tiene en nuestro país. Para defenderse, Fosky ha dicho que Pepi se quedó embarazada de otro hombre, aunque acabó perdiendo ese bebé. Una acusación que Pepi no ha dejado escapar y que a rede batido diciendo que ella sigue teniendo una familia que la quiere y él no. Fosky volvera mañana al programa para someterse a una prueba de la verdad.