Miguel Bosé, en una imagen de archivo

El dineral que le pedía Miguel Bosé a Jorge Javier Vázquez para alquilarle su mansión

El presentador ha contado en 'Sálvame' como era la casa que el cantante intentaba poner en alquiler

Jorge Javier Vázquez ha decidido mojarse hoy en  'Sálvame' y contar como es por dentro la casa que tiene Miguel Bosé en la urbanización de Somosaguas, a tan solo ocho quilómetros de la Puerta del Sol de Madrid. El catalán empezaba diciendo que podría constatar que los cuatro niños de Miguel Bosé y Nacho Palau dormían juntos, pues esa casa solamente tenía la habitación del cantante, otra del servicio y la de los niños dónde hacían vida los cuatro menores.

Los colaboradores del programa han querido saber el motivo por el cual el presentador conocía este dato que solamente puedes saber si has entrado dentro de ese hogar. Vázquez ha admitido que hace algún tiempo estaba buscando una casa de alquiler para poder vender su casa y des librarse de los gatos que esta le comporta. Una de las casas que le enseñaron fuera la del cantante, pues en ese momento él estaba viviendo en Panamá y había encargado a un agente enseñar la casa para alquilarla pasada la Navidad, pues la familia tenía previsto pasar las fiestas en ese hogar.

logo Telegram¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A que esperas? 📲 Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

El presentador ha contado que la finca tenía más de  diez mil metros de terreno y que se accedía a través de un camino arenoso que te conducía hasta una garita dónde se encontraba un vigilante de seguridad 24 horas y que solamente, este servicio ofrecido por una empresa de vigilancia, estaba valorado entorno los seis mil euros al mes. Es importante decir que la urbanización ya cuenta con una empresa de vigilancia pero el artista contaba con un segundo sistema de seguridad que le proporcionaba una conocida empresa del sector. El precio que pedía Miguel Bosé por el alquiler mensual de esa casa era de  diez mil euros, sin incluir el servicio ni todos los extras asociados al hogar.

Así era la casa que buscaba alquilar Bosé

La casa estaba distribuida en dos plantas  y en la primera se encontraba un amplio salón, dónde se encontraba también una cocina con paredes de cristal simulando la estética de un restaurante. Al presentador también le impresionó la presencia de dos estatuas gigantes de unas tortugas ninja que daban paso a unas amplias escaleras en dos niveles que daban paso a la segunda planta del hogar.

En este segundo nivel se encontraban los dormitorios. Un dormitorio principal en el que dormía el cantante y se podían ver varios de sus discos de oro. Al lado estaba la habitación del servicio y al otro extremo el dormitorio de los pequeños, dónde se encontraba una gran zona de juegos.

Justo debajo del dormitorio del servicio había una piscina semi cubierta que daba paso a un amplio jardín y que también estaba conectado con una casa en el jardín dónde solía alojarse su madre Lucía Bosé.