Kiko Hernández en el photocall de Mi amor perdido

Desvelado el problema de salud de Kiko Hernández tras su aparición ayer en 'Sálvame'

El colaborador acudió al programa con gafas de sol y explicó la razón de por qué no se las quitaba

Al más puro estilo Risto Mejide, Kiko Hernández daba comienzo 'Sálvame' en la tarde de ayer martes, 3 de noviembre, con gafas de sol. Su apariencia llamó mucho la atención y los espectadores comenzaron a preguntarse la razón que había llevado al colaborador a presentar de esa guisa. Además este peculiar complemento estuvo presente en su rostro durante toda la tarde, en ningún momento Kiko Hernández se desprendió de ellas.

El colaborador ocultaba su mirada y los rumores sobre una nueva intervención estética comenzaron a circular por las redes sociales. Sin embargo, fue el propio Kiko el que desveló el verdadero motivo por el que haría el programa con gafas de sol nada más comenzar. Sabedor de lo rápido que corren las especulaciones, el colaborador decidía contar de su propia voz lo que le ocurría.

Después de presentar al resto de colaboradores con los que compartiría programa, Kiko Hernández se mostró sincero con la audiencia y explicó por qué lucía gafas de sol y ocultaba su mirada.

El 'problema' de salud de Kiko Hernández

«Llevo gafas de sol pero no me he operado ni me he hecho nada en los ojos...» comenzaba explicando el colaborador alejando así los primeros rumores que apuntaba hacia una posible intervención estética. «Simplemente que ayer por la mañana me levanté con un pedazo de orzuelo... Tengo un ojo que casi se me cae» confesaba Kiko con humor.

El director de 'Sálvame' ha encontrado el momento perfecto y le pedía a Hernández que se quitase las gafas para que enseñara a los espectadores el aspecto que presentaba su ojo. Pero el colaborador se negó en redonda a pesar de la insistencia.

No es la primera vez que el colaborador sufre este tipo de dolencia. Hace cuatro años también apareció en el plató con gafas de sol  por la misma razón. En aquel entonces, sus seguidores también se preocuparon sobre su estado de salud y le recomendaron toda clase de ungüentos y remedios para que pudiera curárselo.

Aunque la principal causa de padecer un orzuelo se debe a la presencia de una bacteria en el párpado que termina provocando una infección, algunos expertos también señalan el estrés como una de las razones que pueden provocar esta afección en los ojos.

En el caso de Kiko Hernández, y teniendo en cuenta lo escrupuloso que es en cuestión de higiene, puede que su reciente conflicto con Carmen Borrego donde le acusó de mentirosa y le dedicó unas palabras nada agradables, le haya acabado pasando factura.

La peor pesadilla de Kiko

Tener un orzuelo resulta de lo más incómodo y doloroso. Sin embargo, se trata de una patología que tan solo tarda unos días en curarse y que suele tener un buen diagnóstico. Algo que, por desgracia, no ocurre con la enfermedad que padece Kiko Hernández desde hace un año y que se ha convertido en su peor pesadilla.

En 2019 el colaborador confesó padecer artritis psoriásica. Una enfermedad asociada a la psoriasis y que provoca una inflamación de las articulaciones. Después de meses notando pinchazos en una de sus manos acompañados de algunos episodios de insensibilidad, Kiko decidió acudir a un médico que acabó diagnosticándole la enfermedad.

A parte de las molestias que puede provocar esta dolencia, este tipo de artritis acaban limitando progresivamente la sensibilidad de la zona afectada. «No puedo mover bien la mano derecha, me dan pinchazos y tengo los dedos casi inmóviles» explicaba en 2019 el propio Kiko Hernández.

Pero lo que más miedo y terror le provoca al colaborador es que en un momento dado, y debido a la enfermedad, pueda causarle algún tipo de daño a sus dos hijas: Jimena y Abril. «Me da miedo que se me caiga una de mis hijas» confesaba profundamente consternado.