Jorge Javier Vázquez con los brazos cruzados y semblante serio en un plató de Telecinco

El despiste de Jorge Javier que casi se carga el fichaje de Rocío Carrasco en Sálvame

Al presentador se le escapó por error el puesto que viene a ocupar Rocío Carrasco en el programa

El fichaje de Rocío Carrasco por Sálvame ha revolucionado el panorama mediático. Y es que nadie esperaba que la hija de 'la más grande' diera este paso y aceptase trabajar en uno de los programas que más críticos se han mostrado con ella.

La noticia saltaba durante el fin de semana: Carrasco venía a Sálvame a cumplir uno de sus grandes sueños. Algo, ante lo que los colaboradores empezaban a barajar un gran número de apuestas al respecto.

María Patiño  planteaba cuatro posibles teorías en Socialité: Por un lado, el anuncio de un posible embarazo de Rociíto. Ella misma señalaba que le gustaría volver a convertirse en madre durante la docuserie. 

También la posible apertura del museo dedicado a su madre, Rocío Jurado. Y, por último, la reapertura del caso por maltrato contra Antonio David Flores o incluso convertirse en la nueva defensora de la audiencia del programa.

Y aunque todavía no sabemos el cargo que ocupará en el programa, muchos señalan que podría sustituir a Jorge Javier como presentadora del verano. Sin embargo, la propia Rociíto ya ha dejado muy claro que en ningún caso ejercerá de colaboradora. 

Tendremos que esperar al miércoles para descubrir el gran secreto, aunque una metedura de pata de Vázquez  podría haberlo echado todo por tierra.

La metedura de pata de Jorge Javier

Sonsoles Ónega  irrumpía por sorpresa enSálvameayer por la tarde intentando descubrir algo más de información acerca del inesperado fichaje de Rociíto.

La presentadora de Ya es mediodía señalaba que en su programa se había generado un gran revuelo con la vuelta de Carrasco a la televisión. "Que si embarazo, que si viene aquí...", enumeraba Sonsoles.

"¡A ver, es que viene a hacer una sección!", se le escapaba entonces a Jorge, que inmediatamente se daba cuenta de su gran metedura de pata.

La propia Ónega se quedaba sorprendida y comentaba la posibilidad de que Rocío se convirtiera en la próxima defensora de la audiencia.

Entonces, el presentador de Sálvame intentaba salir al paso preguntándole al director si es cierto que la hija de Rocío Jurado no venía a hacer una sección. 

De momento, lo único que se ha confirmado es que Carrasco comienza el miércoles a trabajar. Y ya ha advertido que "ni ella está lista para Sálvame, ni Sálvame para ella'. 

Lo que está claro, es que su participación será como una especie de terapia de choque. La mujer de Fidel Albiac dará un gran paso al frente al volver a un programa que en muchas ocasiones ha sido demasiado crítico con ella.

"He creído que era el momento, que había llegado la hora después de todo el trabajo hecho y después de todo lo que ha sucedido y lo que ha ocurrido", explicaba.

"Como te he dicho creo que es un paso importante para conseguir eso que llevo persiguiendo desde hace mucho, que es la normalidad".

Algo, ante lo que muchos aseguran que pierde credibilidad. "El negocio y la venganza a su exmarido parece estar por encima de la denuncia social inicial", señalan desde La Vanguardia.

Rociíto no solo se enfrentará a los colaboradores, sino que es consciente de que por los pasillos puede cruzarse con gente a la que no quiere ver ni en pintura. 

De esa forma, ha dejado muy claro que a Olga Moreno, quien sigue concursando en Supervivientes, espera no cruzársela por los pasillos. 

"Nos pasa a todos, todos tenemos a alguien que no queremos encontrarnos en Mediaset", ha comentado Jorge Javier al respecto. 

Y es que también era inevitable que el tema de su hija, Rocío Flores, saliese a relucir. "Tengo chaleco", replicaba Carrasco. "Quiero cosas que aporten".

La hija de 'la más grande' ha recalcado que no hará determinadas cosas que puedan provocar un retroceso en su recuperación.