Imagen del plató del Sálvame

Críticas ante la última jugada de los colaboradores de 'Sálvame': «No saben ni leer»

El programa ha protagonizado un accidentado inicio de tarde

'Sálvame'  quería iniciar la semana con una nueva trampa y que promete darnos grandes momentos. La dirección ha descubierto una información crucial y que va a dividir a los colaboradores.

Para ello han pensado un arranque de programa muy especial, pero que no ha acabado de salir bien. Concretamente han querido crear un clima de incerteza y que se ha traducido en un importante chascarrillo en redes.

Según parece, un colaborador ha traicionado a otro y ha hablado mal de este con terceras personas. Para ello, han hecho que los colaboradores leyesen un pequeño guion mirando a cámaras.

Esta lectura venía a explicar esta posible traición y ponía a todos los tertulianos en el punto de mira. Sin embargo, esto no ha sido lo que ha sorprendido a los espectadores.

Las redes han estallado ante la falta de habilidades en la lectura que tienen muchos de los colaboradores. De hecho, tertulianos como Kiko Matamoros, Anabel Pantoja o  Belén Esteban se han visto totalmente superados ante esta tarea.

A la vez, había otros colaboradores como Lydia Lozano o Gema López que sí que lo han hecho bien, seguramente porque tienen más práctica. Esta balanza no ha servido para calmar a los espectadores y que han hecho graves comparaciones en redes.

Algunos de los seguidores del programa indicaban que los tertulianos tienen menos habilidades que niños de colegio para interpretar un texto. De hecho, no se entiende que lo hagan tan mal, llevando tantos años trabajando en un plató.

La dirección del programa lleva mucho tiempo dando oportunidades a sus colaboradores para que se desarrollen ante las cámaras y sepan defender situaciones como estas. Aún más cuando en ocasiones el programa confía en los colaboradores para que ejerzan como presentadores suplentes.

Uno de los motivos que podrían justificar este fracaso podría ser los nervios que les ha generado el saber que se ha filtrado una información y que les afecta a todos. Pues hasta que no se desvele quién es el colaborador traidor, todos están en el punto de mira.

Este asunto seguramente se resolverá en los últimos minutos de programa. Alargando así la agonía hasta la llegada de Carlos Sobera y su concurso.

Todas las miradas apuntan hacía Laura Fa, una colaboradora que ha pasado de tener un perfil secundario a ser de golpe colaborador de primera fila. La catalana cuenta ya con tramas propias y que no siempre le benefician.

La defensa de Carlota Corredera

Después de este desastre, Carlota Corredera ha querido salir en defensa de sus colaboradores. Para ello ha utilizado una excusa poco creíble y que no todos los espectadores han comprado.

La presentadora ha contado que sus compañeros no sabían lo que iba a pasar a las cuatro de la tarde. Por este motivo, ha querido dejar claro que ninguno de ellos sabían que tenían que leer un texto ante las cámaras.

Por si todo esto fuese poco, parece que la cámara que les iba mostrando el texto iba más lento de lo que debería. Y esto hacía que el ritmo de la lectura fuese lento y angustioso, sobre todo para los espectadores que no sabían ni lo que estaba pasando.

Tendremos que esperar aun un rato para que se resuelva este nuevo problema surgido entre las filas del programa. Pues todos ellos aseguran que son como una gran familia y que se apoyan cuando lo necesitan.

Sin embargo parece que luego que todo sería un posado de cara al público. Y que cuando las cámaras se apagan la situación sería muy distinta.

Lydia ya ha perdonado a Laura una traición, pero no sabemos si ahora volverá a hacerlo.