Algunos de los colaboradores de 'Sálvame' en el centro del plató.

Una colaboradora está harta de Sálvame, y podría abandonar pronto: las pruebas

Después de dos semanas siendo el foco de innumerables reproches su paciencia está al límite

Chelo García Cortés aceptó ser la primera en participar en 'Quiero dinero', el concurso que 'Sálvame' se ha sacado de la manga para intentar desbancar a 'Pasapalabra' que se sitúa como uno de los enemigos más preocupantes del programa. Durante los días que estuvo sometiéndose a las pruebas y preguntas incómodas, la periodista ha ido capeando el temporal como ha podido a costa de que eso le costara su enemistad con algunos de los colaboradores.

El programa encontró en Chelo la mejor 'víctima' consciente de cómo su participación iba a afectar al resto de sus compañeros y a la propia Chelo. Un sin fin de retos que la pusieron en crueles aprietos y que la periodista dijo «basta» cuando llegó a un límite que no estaba dispuesta a pasar: enseñar su cuenta corriente.

Durante su concurso, Chelo García Cortés se mostró muy participativa y aceptó todas las preguntas y retos a los que estaba dispuesta a hacer frente. Así la pudimos ver quedarse, en ropa interior, meter la cabeza en una caja llena de cucarachas, hacerse un piercing, responder preguntas muy delicadas e incluso quitarle por un día el trabajo como presentadora a María Patiño al frente de 'Socialité'.

Todo un cúmulo de juegos que podrían haber llegado al límite de su paciencia y cuyos frutos está recogiendo. A juzgar por una de sus publicaciones en su cuenta oficial de Instagram, Chelo no podría estar tan a gusto en 'Sálvame' como quiso hacer entender. «Tardes en Sálvame. A ver qué pruebas me ponen hoy!» publicaba la periodista dejando caer una indirecta hacia la dirección del programa el mismo día que decidió dejar de concursar.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Tardes en Sálvame. A ver que pruebas me ponen hoy! Zapatillas @munichsports

Una publicación compartida de Chelo García-Cortés Cadavid (@chelo_garcia_cortes) el

Y no es para menos, a falta de saber si con otros participantes 'Sálvame' se muestra igual de duro que con Chelo García Cortés, lo cierto es que la colaboradora ha llorado más que nunca como consecuencia de sus pruebas y preguntas. No es la primera vez que Chelo se convierte en la protagonista de las tardes al ser el blanco de algunas críticas por parte de sus compañeros.

Chelo García Cortés en el punto de mira una vez más

Sin ir más lejos, en la tarde de ayer miércoles 28 de octubre, Chelo tuvo una gran discusión con su amiga,, María Patiño después de que presentara 'Socialité' como un reto de 'Quiero dinero'. Cortés aseguró no haberse sentido arropada por Patiño al no recibir un mensaje de esta deseándole suerte. María se defendió aludiendo no entender el malestar de su amiga, ya que la mandó un mensaje en las redes sociales para darle ánimos.

El enfrentamiento entre ambas fue en aumento cuando Kiko Matamoros metió baza en el asunto entre ambas. Matamoros acusó a Chelo de tener un doble lenguaje e insinuó que esta había hablado mal de María Patiño y Gema López a sus espaldas. «Acabaste haciendo alusión a la vida privada de una de estas dos señoras» desveló el colaborador.

Chelo aseguró no recordar sus palabras y Kiko Matamoros se prestó a hacerse el poli para demostrar que decía la verdad. El programa puso una vez más a la periodista a los pies de los caballos sacando a relucir viejas rencillas entre Chelo y María Patiño. Una situación incómoda que vuelve a poner en apuros a la periodista y provoca su disgusto con 'Sálvame' al sentirse como presa fácil para el resto de sus compañeros.

Cada vez es más evidente que hay diferencias de trato entre los colaboradores de 'Sálvame'. Mientras algunos se muestran intocables, a otros les toca lidiar con tardes muy duras que en ocasiones duran semanas. Un trato de favor que podría ser la puntilla que terminara con la paciencia de Chelo García Cortés cuando por fin se sentía a gusto en el programa pero que vuelve a ser atacada por varios frentes.


Comentarios