Chelo García Cortés

Chelo García Cortés podría ser despedida: Faltó a 'Sálvame' para ir a ponerse bótox

La colaboradora aseguró que se encontraba mal y que prefería quedarse en casa

Siempre se ha dicho que en  'Sálvame' hay más colaboradores que sillas y esto hace que todos los integrantes del programa tengan que ir con mucho cuidado y ganarse diariamente la silla en el espacio de las tardes de Telecinco. De hecho, hay colaboradores que cuentan con intervenciones fijas semanales y otros que tienen pactadas intervenciones de una vez por semana o de incluso, dos intervenciones mensuales, cubriendo huecos de otros colaboradores más populares y que en ocasiones tienen que fallar por motivos justificados.

Rostros como Víctor Sandoval han pedido públicamente trabajar más días de los que tiene asignados, algo que no hacen otras personas como Chelo García Cortés y que hoy hemos podido comprobar que le da muy poco valor al valioso trabajo que tiene en Telecinco. La catalana cuenta con dos días de trabajo en el programa, pero esta semana ha sucedido algo que puede hacer tambalear por completo su permanencia en la cadena de Fuencarral. Por lo que hemos podido saber, el programa tenía pensado mandar a la periodista a la rueda de prensa del nuevo programa de Isabel Pantoja para que pudiese entrevistarla dentro de su sección 'Diario Ché'.

Pero por lo visto, Chelo no quería realizar este trabajo y notificó a sus jefes que se encontraba mal y que tenía décimas, motivo por el cual rechazó viajar hasta Madrid para acudir a la rueda de prensa. En ese momento, la cadena tuvo que buscarle un sustituto y aunque ayer no iba a ir al programa, Víctor Sandoval acudió a la presentación para realizar la primera entrega de 'Vic Diario', el nuevo espacio de reportajes y que llega para substituir al anteriormente mencionado de García Cortés. Gran parte del programa considera que Chelo buscó una excusa para no enfrentarse a la que fue su amiga y la única manera que vio de no acudir era decir que se encontraba mal y que tenía fiebre. Pero atención porque Chelo en lugar de quedarse en casa descansando, decidió salir y dejarse ver en un lugar de lo más insospechado.

logo Telegram¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A qué esperas? 📲 ¡Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, ¡TE ESPERAMOS!

La colaboradora le dijo a sus jefes de 'Sálvame' que tenía fiebre y ante esto, los responsables de la productora decidieron no convocarla y dejarla en casa para ver como evolucionaba y así descartar que estuviese contagiada por covid. Ante esto, la periodista en lugar de quedarse en casa y seguramente porque sabía que estaba mintiendo para no encontrarse con la Pantoja, decidió salir de casa y acudir a un reputado centro de estética.

Chelo decidió que ese era un bonito día para inyectarse un cóctel vitamínico en su rustro, una intervención que no dudó en compartir en sus redes sociales para agradecerle el trato a la doctora que la trató y recomendarle a todo el mundo que la visiten si quieren realzar su rostro de cara al buen tiempo. Lo cierto es que la colaboradora ha tenido muy poca vista, pues no tiene sentido que se ausente en el trabajo alegando un problema de salud y que luego suba una foto en redes mostrando que se encuentra mejor que bien y que incluso, está en condiciones para poder someterse a una intervención de este tipo.

El gran apoyo de Chelo García Cortés

No solamente los jefes de Chelo la ponen en duda, también sus compañeros creen que no ha sido legal y que ha faltado a la verdad, utilizando un tema muy serio para faltar a su puesto de trabajo, un trabajo que otros colaboradores suplican día a día y que ella no valora tanto como debería. Sin embargo, hoy Chelo ha entrado por videollamada al programa y lo ha hecho junto a su mujer Marta que la ha apoyado delante de todas las críticas que estaba recibiendo.

De hecho, en el momento en el que se han puesto las cosas más feas en la conversación, parece que Marta ha decidido bajar la pantalla del ordenador y dar por acabada la llamada. Lo que no sabían es que el sonido seguía sonando y que desde el plató se podía escuchar la conversación que estaban teniendo entre ellas.