Chelo García Cortés en el plató de 'Sálvame'

Chelo García Cortés pillada saltándose todas las normas aéreas

La colaboradora tendría una cara oculta y que ha acabado sacando a relucir una azafata de vuelo

La veterana colaboradora de 'Sálvame', Chelo García Cortés, ha vuelto a saltar a la palestra por convertirse en la primera concursante del nuevo formato  'Quiero dinero', un show televisivo en el que los colaboradores tendrán la oportunidad de ganar mucho dinero  si superan un seguido de  retos  y pruebas extremas que les va a proponer la organización del espacio.

Desde ese momento y según el equipo del programa, no han dejado de sonar los teléfonos de la redacción para destapar la  verdadera cara de la tertuliana, una cara que sería del todo desconocida y mucho más distante de lo que se acostumbra a mostrar la periodista en sus intervenciones televisivas. El programa ha mostrado el testimonio de una  azafata de vuelo que ha atendido a Chelo en muchos de sus viajes entre Barcelona  y Madrid, la ciudad en la que vive y en la que trabaja respectivamente.

logo Telegram¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A qué esperas? 📲 ¡Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, ¡TE ESPERAMOS!

Según el testimonio, la colaboradora se muestra siempre muy altiva y considera que tiene que recibir un  trato ventajoso respeto al resto de viajeros por qué trabaja en televisión y es conocida. Esta empleada del mundo aéreo ha admitido que en ocasiones han cumplido sus deseos en algunas ocasiones pero que cuando no lo han podido hacer esta ha perdido los papeles  y se ha tomado la ley por su lado.

Chelo se cree la reina de los aviones

La colaboradora ve como una ofensa el tener que hacer cola al lado del resto de viajeros, además, se enfada cuando le piden que su perra vaya dentro del transportín y no encima de ella, pues de hacerlo estaría incumpliendo las leyes  aéreas que contemplan directamente que las mascotas deben de ir encerradas para no molestar al resto de pasajeros y causar problemas mayores. Por si esto fuese poco, Chelo también pide agua para su perro al personal de los aviones y se cambia de asientos para poder tener una fila para ella sola. Por el momento, García Cortés ha negado los hechos pero el programa ha asegurado que hay más testimonios que apuntan hacía esta misma línea.