Carmen Bazán vestida de verde y con gafas de sol

Carmen Bazán, abuela de Andrea Janeiro, sola por su hija Carmen Janeiro

La madre de Jesulín de Ubrique vuelve a quedarse sola

La vida de Carmen Bazán, la madre de Jesulín de Ubrique, dio un giro de 180º cuando se divorció de Humberto Janeiro, fallecido el pasado verano. La abuela de Andrea Janeiro vivió en Ambiciones durante un tiempo mientras que Humberto tuvo que abandonar la finca familiar. Tiempo después, Carmen se trasladó a una casita de dos plantas. Ella vivía en la planta de abajo de 70 metros cuadrados, y arriba su hijo Humberto.

Con su pensión de 487 euros al mes, Carmen Bazán tenía que hacer frente a una hipoteca y su economía comenzó a resentirse, pero nunca perdía la sonrisa. Sin embargo, este duro año que estamos terminando ya, ha supuesto para la madre de Jesulín uno de los años más amargos. En poco tiempo tuvo que despedirse de su exmarido y de uno de sus sobrinos más queridos.

Carmen Bazán se apoya en su hija

A pesar de no haber tenido relación tras su divorcio, la muerte de Humberto Janeiro fue un duro golpe para Carmen Bazán. Sin fuerzas para poder ir a su entierro, la abuela de Andrea Janeiro despidió al que fue su marido durante cuarenta años y cuatro hijos en común, en la soledad de su casa.

logo Telegram¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A qué esperas? 📲 ¡Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, ¡TE ESPERAMOS!

Pero esta pérdida no fue la única a la que tuvo que hacer frente, meses antes del fallecimiento de Humberto, Carmen despedía a su sobrino Pedro de 55 años con quien tenía una excelente relación, hijo de su hermana Laly Bazán, cuya causa de la muerte no ha trascendido a los medios de comunicación.

Dos ausencias que han sumido a Carmen en la más profunda tristeza y que la han llevado a buscar consuelo en su hija Carmen Janeiro. Junto a ella se ha ido a vivir a la casa que tiene con su pareja, Luis Masaveu, en Marbella. Una enorme mansión donde la suegra de María José Campanario podrá desconectar.

La mansión de la hermana de Jesulín de Ubrique

Desde que el año pasado saliera a la luz la relación que Carmen Janeiro mantiene con el millonario Luis Masaveu, la vida de la hermana de Jesulín de Ubrique ha sido noticia. Masaveu era calificado como «uno de los hombres más ricos de España» y había quedado prendado de la «Jesulina».

Carmen Janeiro decidió apartarse de la vida pública y parece que le ha ido muy bien. Según se cuenta ella y el empresario llevan más de siete años juntos y han conseguido una gran fortuna que le ha proporcionado a la hermana de Jesulín de Ubriqueuna vida de lujo. La estrecha relación que mantienen madre e hija ha hecho que Carmen haya decidido que su madre se mude junto a ella en la gran mansión que comparte con su chico, tal y como aseguran desde 'Informalia'.

Un casoplón de 600 metros cuadrados distribuidos en dos plantas y que además cuenta con 6 habitaciones dobles, un gran jardín con vistas al mar, piscina privada y todo acabado con los mejores materiales. Aunque está muy lejos de ser 'Ambiciones' lo cierto es que para Carmen Bazán no puede haber un sitio mejor.

Una estancia muy corta

Aunque en estos momentos la madre de Jesulín de Ubrique se encuentre disfrutando de la gran mansión donde reside junto a su hija y su yerno, con quien tiene una excelente relación, lo cierto es que puede que la estancia de Carmen Bazán en Marbella sea más corta de lo esperado.

Según recoge la revista '¡Qué me dices!', Carmen Janeiro y Luis Masaveu estarían pensando en vender su mansión marbellí donde han vivido casi una década. Pero puede que su elevado precio retrase la venta pues se rumorea que el precio de salida es de 4 millones de euros. Si finalmente consiguen un comprador, Carmen Bazán volverá a la soledad de su casa en Cádiz.