Carlota Corredera en la calle con gafas de sol y gabardina

El síndrome de Hashimoto, la enfermedad que sufre en silencio Carlota Corredera

La presentadora de 'Sálvame' padeció problemas alimenticios desde que era pequeña

Carlota Corredera ha ganado una gran popularidad en los últimos años al ponerse al frente de 'Sálvame' desde el año 2014. La viguesa siempre tuvo claro a qué se quería dedicar en el terreno profesional. «Cuando les dije a mis padres que quería ser periodista, se quedaron flipando, mi padre quería que fuera médico, pero después me apoyó totalmente», confesó hace un tiempo la presentadora en una entrevista. 

Aunque actualmente la comunicadora vive una exitosa época a nivel profesional, Carlota arrastra unos problemas de tipo alimenticio desde que era pequeña. Cuando nació, el 21 de julio de 1974, los médicos ya le comentaron a sus padres de que Carlota sería «una niña grandota». Ya con 8 años hizo su primera dieta, ya que sus progenitores eran conscientes de que engordaba muy fácilmente.

Además, Carlota confiesa que acude a la comida cuando atraviesa un momento duro en su vida. «La enfermedad de mi padre justo después de llegar a Santiago para estudiar Periodismo fue un terremoto devastador que sacudió mi mundo. La comida comenzó pronto a ser un refugio para sobrellevar el miedo y el dolor», cuenta Carlota Corredera en su libro, que habla sobre sus experiencias y problemas con la comida.

logo Telegram¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A qué esperas? 📲 ¡Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, ¡TE ESPERAMOS!

Carlota Corredera sufre el síndrome de Hashimoto

Además de sus problemas con la alimentación, la presentadora de 'Sálvame' sufre el síndrome de Hashimoto. Esta enfermedad radica en una inflamación de la glándula tiroidea. Más concretamente, estamos hablando de una especie de hipotiroidismo crónico y autoinmune. Los médicos creen que se debe a haber subido y bajado de peso muchas veces desde que era pequeña, ya que estos vaivenes afectarían a la tiroides.

Además, cuando era joven le detectaron un teratoma, un tumor benigno: «Me lo extirparon junto con medio ovario derecho en una operación que nunca olvidaré. Tenía mucho frío y miedo en el quirófano», contaba Carlota en aquella época. Por otro lado, hace tres años, Carlota Corredera pasó por quirófano para quitarle un quiste en el peritoneo, de unos 11 centímetros de largo. «La anatomía patológica dice que el quiste es benigno», contó, aunque le recomendaron librarse de él.

«A raíz de este quiste, de los cambios que podemos tener en nuestro cuerpo, es verdad que tenía cierta barriguita, he tenido que leer muchas cosas en las redes, no he estado embarazada, no lo estoy, y ya está bien de presionar tanto a las mujeres si tenemos o no hijos. Dejemos de preguntar a las mujeres que tienen hijos si van a tener más o si no tienen, si van a tenerlos, basta ya», afirmó la presentadora.

Así recuperó su aspecto físico la presentadora de 'Sálvame'

El punto de inflexión de Carlota tras padecer años de sufrimiento debido a sus enfermedades, fue el momento en que se convirtió en madre. La presentadora de 'Sálvame' se dio cuenta de la seriedad de su problema cuando engordó 50 kilos cuando estaba embarazada, lo que le paralizó. «No comí como para aumentar tanto de peso, lo digo de manera rotunda y sincera», afirmó Corredera.

«Tu riesgo de sufrir daños cardiovasculares es alto; estamos hablando de un problema de salud grave», le espetó el médico a la periodista viguesa. A raíz de estas palabras, Carlota se puso en serio a controlar su alimentación y adelgazar poco a poco. Tras años de padecimiento, Carlota perdió 60 kilos y logró bajar de una talla 60 a una 44.

La presentadora llevó a cabo una dieta personalizada rica en proteínas que le ha generado un mayor beneficio corporal sin tener que volver a acudir a una dieta fuerte para perder peso, como sí hizo años antes y acabó perjudicando su salud de manera notable.