Carlota Corredera en el plató de 'Sálvame'

Carlota Corredera dimite de Sálvame en pleno directo: Si sigue aquí me voy y no vuelvo

La presentadora no está dispuesta a que ciertos comentarios se sigan vertiendo en su programa

Carlota Corredera ya avisó hace unos días de que no estaba dispuesta a seguir lidiando con ciertos comentarios y con los negacionistas más acérrimos al relato de Rocío Carrasco en la docu serie  'Rocío. Contar la verdad para seguir viva'. La presentadora ya dijo que aunque fuesen sus propios compañeros de 'Sálvame', no iba a permitir que se embarrasen sus pruebas y que a estar alturas ya no servía desconfiar, ahora solo servía confiar en Rocío y apoyarla ante las injusticias. Por eso avisó a sus jefes y también a los espectadores que no iba a seguir perdiendo el tiempo tratando de convencer a negacionistas y a personas que dañasen los derechos de las mujeres.

Este mensaje se entendió que tenía asociados dos nombres, el de Kiko Matamoros con el que ya ha limado sus problemas y el otro, Antonio Montero y que hoy casualmente también se encontraba en el plató de  'Sálvame'. La presentadora ha comentado que su intención no era entrar en un conflicto con Montero, pero este no se lo ha puesto nada fácil y la tensión entre ambos ha acabado estallando de la peor de las maneras posibles. En el programa se encontraban hablando de la docu serie y en un momento dado,  Antonio Montero  ha querido forzar un poco más la máquina y ha dicho que él tiene los suficientes datos como para decir que Rocío Flores  ha sido una mala madre.

Esto ha provocado un montón de comentarios de sus compañeros y que le indicaban que a estar alturas no se podía decir esto en televisión, pues existen pruebas suficientes como para que esto no se diga y se repita una y otra vez tomándolo como una verdad absoluta. Sin embargo, el momento más tenso de la tarda aún estaba por llegar y los espectadores nos percatábamos por un grito de Lydia Lozano. Esta advertía a Antonio Montero que la presentadora, Carlota Corredera estaba abandonado el plató y que la situación se estaba yendo de madre.

En ese momento, las cámaras han ido en busca de la presentadora y que se encontraba hablando con los directores del programa, poniéndoles en un serio aprieto. Les informaba de que si Antonio Montero seguía sentado en ese plató, ella se iba y no volvería jamás. Estas amenazas han surtido efecto y el colaborador, no sabemos si por orden de sus jefes, se ha levantado alegando que era él el que abandonaba el formato para no dificultar el trabajo de su compañera.

Después de este encontronazo, Montero ha salido del plató y se ha dirigido a una sala anexa esperando saber que iba a pasar con él. Al poco rato aparecía una imagen en pequeño en el que se anunciaba que seguidamente conectarían con él, pero sin embargo esto no ocurría y el programa llegaba a su fin sin poder ver como el periodista volvía a su puesto de trabajo. Veremos en los próximos días si su adiós es momentáneo o si aún hay opciones de que pueda volver.

Cadena para apoyar a Carlota

De mientras, las redes se han vuelto a movilizar y han iniciado una cadena digital para apoyar a la presentadora de 'Sálvame'. De este modo y de manera simbólica le quieren demostrar que no está sola y que son muchas y muchos los que dan la espalda a todos estos colaboradores que tienen un sentir negacionista y que hacen daño expresamente a todas las mujeres que han vivido situaciones injustas al lado de un hombre. Carlota ha tocado techo y no está dispuesta a que sigan habiendo personas que tiren por los suelos el gran relato de Carrasco.