Belén Esteban en un plató de Telecinco visiblemente alterada

Belén Esteban vuelve a irse de la lengua: 'No sé de qué me quejo'

La tertuliana carga de nuevo contra el padre de su hija

Belén Esteban se ha convertido en princesa del pueblo por una única razón: el coraje con el que ha defendido los intereses de Andrea Janeiro.  

La hija del torero es una de las personas más famosas del país. Sin embargo, jamás ha participado en la prensa del corazón. Nunca ha sacado partido de sus apellidos.  

Nada más cumplir la mayoría de edad, le rogó a su progenitora no participar en el mundo del espectáculo. La tertuliana, hasta ahora, siempre había respetado este deseo.  

Los últimos acontecimientos han alterado su estado de ánimo. Ha roto su promesa, y ha hablado de algo bastante privado: la manutención.  

Jesulín de Ubrique lleva veinte años en guerra con la madre de su primogénita. Muchos periodistas han puesto en duda sus habilidades paternas.  

La colaboradora ha participado en este juicio. Aunque, con el paso del tiempo, se ha dado cuenta de que debería estar eternamente agradecida.  

El caso de Rocío Carrasco le ha abierto los ojos. Ambas vivieron una separación tormentosa, pero Belén no ha atravesado por los mismos problemas.  

Afortunadamente, el torero nunca ha desatendido económicamente a Andrea. De hecho, hace unas semanas desveló el dinero exacto que le mandaba mensualmente: 1.200 euros.  

La joven se molestó con su madre. No quiere que nadie hable de ella, y airear ciertos detalles de su intimidad no es la mejor forma de conseguirlo.  

El problema es que la princesa del pueblo no tiene límites. Por ese motivo, nada más descubrir el comportamiento que Jesús tiene con su otra hija, Julia, estalló sin contemplaciones.  

Jesulín, sentenciado: «Siempre ha actuado igual» 

Julia Janeiro se ha convertido en una estrella. Ha empezado a trabajar de influencer, y muchas empresas están deseando colaborar con ella.  

Según los expertos, generará bastante dinero gracias a sus redes sociales. De esta forma, no tendrá necesidad de participar en la prensa del corazón.  

Sin embargo, muchos medios están encantados de seguir sus pasos. En los últimos días han dado voz a una información que ha sembrado una gran polémica: su padre le pagará un piso.  

Belén está bastante molesta con esta noticia. Considera injusto que su hija reciba el dinero justo, y la de Campanario tenga ciertas ventajas.  

No ha tardado en compartir su malestar con el público. Aunque, después de la respuesta que ha tenido su queja, está bastante arrepentida. 

Andrea se niega a formar parte del contenido de 'Sálvame'. «Luego me regaña, y lo hace con razón», comenta la tertuliana.  

Las advertencias de la joven no han servido para nada. En un intento de hacer justicia, la ex del torero, ha explicado cómo fue su proceso de separación.  

«No hemos ido al juzgado. Nosotros quedamos con mi abogado y su abogado en el hotel Reina Victoria, se llegó al acuerdo y ahí se firmó», explica en Telecinco.  

Según ha contado, los dos tenían un objetivo común: proteger los intereses de la niña. Esa es la razón por la que se siente muy orgullosa de la forma de actuar que tuvieron.  

Gracias a esta madurez, Andrea nunca ha tenido ninguna cadencia. No obstante, es inadmisible que existan diferencias entre ella y su hermana.  

«A mí me da igual que le dé un piso a Julia. Yo, con mi hija estoy encantada de la vida, pero el día de mañana puede decirme que se querrá independizar, irse con su novio, o se querrá casar», empieza diciendo.  

«Me da igual un piso, pero si tienes dos hijas mayores de edad, hombre... Pero también me pregunto, ¿de qué me estoy quejando? Siempre ha actuado igual», sentencia.  

Existe la posibilidad de que esta nueva guerra termine salpicando a las hermanas. Según ha salido publicado, tienen una relación estupenda. Aunque, ¿cuánto tiempo tardará en estallar la tensión?