Belen sonriente posa delante de la cámara en las calles de Madrid

Belén Esteban no quiere ver a Rocío Carrasco en Sálvame: «No la veo preparada»

La colaboradora no está dispuesta a que le arrebaten su silla

No es ningún secreto si decimos que Belén Esteban es la colaboradora estrella de Telecinco. No se trata de una interpretación libre, pues los privilegios que le da la cadena y su productora la convierten en el personaje mejor tratado del grupo Mediaset.

La tertuliana tiene su foto en el pasillo de la cadena y también cuenta con servicio de maquillaje y peluquería, unos privilegios solamente reservados para los presentadores y presentadoras del grupo. Sin embargo, parece que estos privilegios podrían llegar a su fin y Belén ahora se preocupa por que alguien le pueda arrebatar el ser la colaboradora mejor cuidada.

Con el anuncio del fichaje de Rocío Carrasco para formar parte del equipo de Sálvame. Belén se ha dado cuenta de que quizás el perfil de su nueva compañera puede estar a la altura del suyo y que quizás, dos son demasiadas para ser las consentidas.

Por el momento el programa ha jugado con cierta ambigüedad sin desvelar cuál va a ser su cometido, dejando en el aire que quizás ejerce como presentadora o colaboradora del formato. Unas pistas que han servido para que Belén se dé cuenta de que justamente este papel dual es el que ella ocupa.

Como colaboradora estrella, pero también como presentadora suplente o asistente del presentador, dando paso a vídeos o a campañas publicitarias que ella misma conduce prácticamente a diario. No hay duda de que Esteban se ha sentido atacada y por ello ha decidido soltar veneno en contra de su nueva compañera.

Jorge Javier Vázquez le ha preguntado a la colaboradora que le parecía la llegada de su nueva compañera. A lo que ella ha querido responder con cierta dureza. Ha afirmado que desde su modo de ver, no le parece que Rocío Carrasco esté preparada para asumir la presentación total del espacio.

Una valoración que se podría basar en la envidia, puesto que Rocío ya ha trabajado como presentadora de una decena de programas de televisión, el último como conductora de Hable con ellas, también en Telecinco.

Quizás Belén se ha precipitado haciendo esta valoración pues aún no está confirmado que vaya a ser presentadora del programa y quizás, solamente va a ser una colaboradora más del equipo. También se debería de valorar que quizás puede ser un papel intermedio entre los dos extremos.

Una buena opción intermedia sería que se ocupase de conducir una sección propia como defensora de la audiencia o llevando a cabo cualquier otro espacio parecido. Esto le permitiría no ser una más y gozar de ciertos privilegios.

Hay un privilegio sobre la mesa

Mientras Belén ha sido muy clara y ha ido de cara. Otros compañeros han querido tantear un poco más el terreno. Queriendo saber si la nueva trabajadora tendrá en sus manos el privilegio más preciado del programa.

Este no tiene nada que ver con ser presentadora o colaboradora estrella. Se trata de mantener tu vida privada alejada de la actualidad del programa, aunque la materia prima de este sea el comentar la vida privada de los integrantes del equipo.

Sin embargo, rostros como Gema López, María Patiño o Kiko Hernández lo han logrado y han convencido a la dirección de Sálvame. No han jugado la misma suerte Rafa Mora, Lydia Lozano o Kiko Matamoros y que constantemente forman parte de los temas del día del programa.

No sabemos las condiciones del contrato que ha firmado Rocío Carrasco ni tampoco la duración que este tendrá. Hay dos opciones posibles, que no haya puesto problema en hablar de su vida privada o bien, que se niegue en rotundo y que solamente se ocupe de la actualidad que no la afecte a ella.