Belen Esteban y Jorge Javier Vázquez en 'Sábado Deluxe'

El nuevo rifirrafe entre Jorge Javier y Belén Esteban demuestra que no se soportan

La nueva bronca entre el presentador y la colaboradora ha comenzado a causa de la tauromaquia

Nueva bronca entre Jorge Javier Vázquez y Belén Esteban en 'Sálvame'. Aprovechando que Rafa Mora iba disfrazado de torero para su actuación musical en 'La Verbena de Sálvame', el presentador catalán ha querido enseñar la reivindicativa mascarilla que ha llevado este jueves al programa. En ella, rezaba un mensaje en contra de la tauromaquia, a la que definía como «tortura medieval, vergüenza nacional». 

«Tauromaquia, tortura medieval, vergüenza nacional», rezaba la mascarilla

«Vaya por delante que considero que la tauromaquia ha aportado mucho al mundo del arte, tanto a la moda como a la pintura o a la literatura, pero yo tengo que decir una vez más que estoy en contra de continuar con esa práctica», empezaba diciendo. «Esto no estaba planeado», afirmó Vázquez. Y sin pensárselo dos veces, Jorge sacó una mascarilla blanca de su bolsillo: «Me hicieron llegar esta mascarilla y hoy me la he puesto. Tauromaquia, tortura medieval, vergüenza nacional». Sgún Jorge Javier, esto ha sido «pura casualidad».

logo Telegram¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A qué esperas? 📲 ¡Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, ¡TE ESPERAMOS!

La primera reacción fue la de Belén Esteban, mostrándose en contra de lo que acababa de escuchar. «De verdad... de verdad... No contesto porque no me quiero pelear otra vez contigo, pero de verdad...», empezó diciendo la de Paracuellos. «Pero podemos opinar distinto, ¿eh? A ver si ahora nos va a tener que gustar a todos los toros», le respondió el presentador.

«Los toros no habría que quitarlos», respondió una indignada Belén Esteban

«Tú dices que es maltrato animal. Yo no soy taurina y no voy a los toros, pero creo que los toros no habría que quitarlos», explicó la de San Blas mientras Jorge Javier seguía a la carga. «Oye, pero la gente puede discrepar, ¿eh? Pero yo creo que ha llegado el momento en el que preguntar no es malo. Ha llegado el momento de preguntar a la gente si quiere toros o no. El otro día vi en la televisión una plaza de toros en Quito que habían reconvertido en un reguetonódromo», celebró el conductor de 'Sálvame'.