Fotografía de Belén Esteban en un aeropuerto

Belén Esteban inicia una nueva etapa laboral: Consuma su divorcio profesional

La colaboradora de 'Sálvame' quiere volar sola

Belén Esteban ha dado un giro en su carrera con una decisión que deja sus asuntos profesionales en vilo. Tal y como informa en exclusiva 'Informalia', la colaboradora de 'Sálvame' no quiere que su nombre esté vinculado a Antonio David de ninguna de las maneras y habría optado por despedir al que hasta ahora era su representante.

Desde hace algún tiempo, Agustín Etienne, pasó a encargarse de todos los asuntos que tuvieran que ver con la imagen pública de la televisiva. Lo que pocos saben es que Agustín era la mano derecha de Toño Sanchís, ex representante de Belén y al que acabó llevando a los tribunales por haberse quedado parte del dinero que le correspondía a su representada. Aparte de la colaboradora, Etienne también cuenta con Antonio David Flores y su hija, Rocío, como representados y esto podría haber sido la causa de la decisión de despedirle.

Los efectos del huracán Rocío Carrasco

Cuando Belén Esteban dejó de contar con Sanchís como su representante, el segundo a bordo decidió hacerse responsable de la carrera profesional de la ex de Jesulín de Ubrique. Ella ha sido la que más beneficio le ha reportado aunque también cuenta con Antonio David y su hija entre su cartera de clientes.

Según cuentan, esto habría sido la razón de que la Esteban haya decidido prescindir del representante argentino. Desde que se estrenó el documental de Rocío Carrasco, la colaboradora de 'Sálvame' se ha posicionado al lado de ella atacando al ex guardia civil. Algo que en un primer momento no le gustó a Etienne, pero que acabó aceptando. Aunque algunos apuntan a que la relación entre Belén y su representante no pasaba por su mejor momento, parece ser que el documental ha sido la gota que ha colmado el vaso.

Un despido que llega por Whatsapp

Toño Sanchís y Agustín Etienne eran un equipo, pero tras la demanda de Belén Esteban, el argentino se posicionó a su lado y declaró a su favor en el juicio contra Sanchís. Cuando la sociedad se disolvió, Agustín fundó su propia agencia y la colaboradora decidió pagarle el favor permitiendo que fuera su nuevo representante.

Con el paso de los años, la 'princesa del pueblo' comenzó a no sentirse del todo a gusto al lado de Etienne al notar que este prestaba más atención a otros de sus representados que a ella y notaba que no había confianza entre ambos, lo que le llevó a plantearse tomar la decisión de despedirle. Una decisión que, según apuntan, Agustín Etienne habría recibido por Whatsapp.

'Informalia' ha intentado ponerse en contacto con el argentino, pero este ha preferido mantenerse al margen y no pronunciarse al respecto: «No hablo con la prensa» ha explicado dando por zanjada la conversación.

Su mala suerte la obliga a volar sola

Lo cierto es que Belén Esteban no ha tenido muy buena suerte en lo que a sus representantes se refiere. Si todo el mundo sabe cómo terminó su historia con Toño Sanchís, antes que este estuvo representada por Amador Mohedano, del que no guarda muy buen recuerdo por cierto. Ahora es Agustín Etienne el que se suma a la lista de representantes despedidos por la ex de Jesulín.

Todos estos años en el negocio de la televisión le han dado a la colaboradora de 'Sálvame' la experiencia suficiente para saber cómo manejarse en el mundillo por sí sola. Cuenta con el apoyo de sus jefes y conoce a la perfección lo que se paga. Además, su aventura empresarial con el gazpacho y el salmorejo parece que va viento en popa y poco a poco las cosas van rodando sin contratiempos, por lo que quizás quiera ahorrarse el 20 por ciento que gana un representante y ser ella la que maneje sus asuntos.