Belén Esteban respondiendo a María José Campanario en 'Sábado Deluxe'

Belén Esteban se harta de que se rían de su cara y abandona el plató de 'Sálvame'

La tertuliana estrella estaría harta de que se siga difundiendo un meme en el que sale muy poco favorecida

Belén Esteban ha interrumpido hoy la emisión de  'Sálvame'  para hacer un alegato enfocado a defender su imagen. La colaboradora ha empezado diciendo que las arrugan avalan la experiencia y la vida que ha tenido cada una, mostrándose orgullosa de las arrugas de expresión que luce y que por lo visto, en las redes sociales no dejan de recriminarle, haciendo virales un seguido de imágenes en los que la colaboradora no aparece muy favorecida.

La colaboradora ha dicho que no le importa que le saquen sus arrugas, pero se ha defendido diciendo que no tiene tantas como parece y que todo se debía al peinado que decidió lucir justamente el día que sacaron ese pantallazo y que se ha ido viralizando en los últimos días. Para contextualizar esta historia, todo se remonta el 'Deluxe' en el que Belén Esteban apareció con un vestido negro, el pelo recogido y con más fuerza que nunca para responder a la carta que había publicado María José Campanario en sus redes y que tenía como finalidad tirar por los suelos a la princesa del pueblo.

El discurso de la tertuliana convenció a muchos, pero sin embargo, más allá de sus palabras hubo una imagen que destacó de esa noche y que se caracteriza por las arrugas que aparecen entre el cuello y la barbilla de la colaboradora. Algo que según Belén se debería a una mala posición y del rostro tenso que estaba mostrando debido a la dureza de las acusaciones de las que se estaba defendiendo.

logo Telegram¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A qué esperas? 📲 ¡Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, ¡TE ESPERAMOS!

Si bien es cierto que Belén ha dicho que no le importa tener arrugas, hay dos cosas que le han molestado más de la cuenta. La primera que María José Campanario haya dado me gusta a este post, creyendo quizás que la gente no se daría cuenta. También se ha molestado por el hecho de que  Jorge Javier Vázquez  se haya dedicado a enseñar esa foto, sabiendo que no era del agrado de su amiga.

Pero lo que todos nos preguntamos. ¿Qué le ha pasado a Belén en la cara? La respuesta sería muy clara, absolutamente nada. Y entonces ¿qué es lo que nos hace verla tan cambiada? Pues aquí os lo contamos con detalle. La colaboradora de 'Sálvame' ha ido cambiado mucho físicamente desde que la conocimos al lado de Jesulín de Ubrique.

De esa imagen tan inocente ya prácticamente no queda nada. A medida que le iban dando trabajo en televisión, la colaboradora se iba animando e iba modificando algunas partes de su rostro. Esto sumado a las subidas y bajadas de peso muy continuas también ha hecho que nos haya ido despistando día a día.

Las operaciones de Belén Esteban

La primera operación de Belén Esteban se produjo justo después de dar a luz a su hija Andrea. En esta ocasión se sometió a una mamoplastia. Seguidamente y con pocos años de diferencia, también se realizó una liposucción de abdomen y una lipoescultura. Además, la colaboradora de 'Sálvame' volvió a perder mucho peso y sorprendió de nuevo a todos los espectadores.

Luego llegaron nuevos peinados, un aumento de labios y una reconstrucción de las piezas dentales que acabó de refinar su joven rostro. Sin lugar a duda el cambio más significativo de la colaboradora llegó cuando se vio obligada a abandonar el medio, debido al delicado problema de salud que sufrió y que la hizo abandonar la pequeña pantalla.

En esas últimas apariciones antes de dejar la televisión momentáneamente, Belén mostraba una cara escuálida, una mirada cansada y un humor muy agrío que no gustaba para nada a sus jefes ni tampoco a sus compañeros y que tenían que aguantar diariamente las insolencias de la colaboradora, debido a lo que le estaba ocurriendo.

Luego, Belén estrenó de nuevo un rostro mejorado con un nuevo contorno nasal, una mirada mucho más descansada y mostrando un estado de salud encomiable. Ahora, Belén ha vuelto a ganar algún quilo y no ha querido retocarse, motivo que hace que ahora se puedan apreciar algunas arrugas o líneas de expresión.