Belen sonriente posa delante de la cámara en las calles de Madrid

Belén Esteban desvela el discreto encuentro que tuvo con Jesulín de Ubrique en un hotel

La colaboradora se ha abierto en canal con los espectadores de 'Sálvame'

Los directores de 'Sálvame' saben que tienen que darle muy poco a Belén Esteban para que esta salte y regale titulares a punta pala. La colaboradora siempre dice que no va a decir nada, pero luego se relaja y habla mucho más de lo que ella misma creería. Por todos es sabido que la tertuliana tiene órdenes directas para que su lengua no se relaje.

Su hija Andrea Janeiro  le ha pedido en repetidas ocasiones que no la ponga en aprietos y no comente cosas que le atañen en televisión. Refiriéndose sin lugar a duda a la relación o no que tiene con su padre, Jesulín de Ubrique. A pesar de ello, Belén Esteban no siempre hace caso y de vez en cuando no obedece a los deseos de su única hija.

A finales de la semana pasada se descubría que el torero había cedido uno de sus pisos en Madrid a su hija Julia Janeiro. Un gesto bonito, pero que no sentó nada bien a Belén Esteban y que consideró que no estaba siendo justo con su otra hija Andrea. La colaboradora de 'Sálvame' mostró su enfado y alegó que esta muy bien ser buen padre, pero que tiene que serlo con todos sus hijos.

Belén pidió un piso para Andrea, a pesar de que hoy lo ha querido matizar. Ha dicho que no es justo que Jesulín crea que su hija Andrea tenga de todo por quien es su madre. Dejando claro que esto no le exime de preocuparse por su progenitora.

Sus compañeros de programa la apoyan y piden justicia por la hija de Belén. Pero sin embargo hay un colaborador que se posiciona al lado del torero y pone en duda el papel que está jugando la colaboradora intentando defender los intereses de su hija.

Kiko Matamoros le ha dicho a Belén que no fuese injusta. Y que reconociese que su ex le ha estado pagando a su hija la pensión correspondiente. Esto no ha sido dudado por la tertuliana, pero sí que ha querido matizar algunos detalles.

La colaboradora ha afirmado que nunca han ido a juicio para determinar la pensión que ha percibido Andrea Janeiro. Ha sido entonces cuando la tertuliana ha contado en que condiciones y dónde se firmó este acuerdo compensatorio. Fue en un encuentro discreto en el hotel Reina Victoria de Madrid, esquivando por completo los objetivos de las cámaras y de los curiosos.

En ese encuentro no solamente estuvieron presentes Belén Esteban y Jesulín de Ubrique. También estaban los abogados de las dos partes y que defendieron los intereses de ambos. Sin embargo, tanto la colaboradora como el torero quisieron ir al encuentro con un acuerdo bastante encarrilado y que les permitió cerrar un acuerdo rápidamente.

No es suficiente

A pesar de que en ese momento el acuerdo fue aceptado por todas las partes, ahora ya no tendría validez. Pues Andrea ha crecido y tiene unas necesidades distintas a las que tenía cuando era menor. Por este motivo Belén Esteban ha afirmado que la pensión que ha percibido no es suficiente.

Y que si ahora le proporciona un piso a una de sus hijas, también tendría que hacerlo con la otra. Algunos medios afirman que el torero se ha visto con sus dos hijas en Madrid. Por el momento se desconoce como se produjo este encuentro y los temas que allí se trataron.

Veremos como sigue la relación de Andrea Janeiro con su padre. Y si pronto vemos algún gesto público y que nos hace creer que poco a poco se van teniendo nuevos puentes entre ambos. Recordemos que los estudios universitarios de la joven se los está pagando su madre.