Belén Esteban sonriente con chaqueta roja, atendiendo a los periodistas con sus micros

Belén Esteban renuncia a su gran sueño para el 2021: 'Está visiblemente triste'

La princesa del pueblo hace repaso a un año complicado y confiesa sus deseos para el 2021

El 2020 ha sido un año muy complicado para la mayoría de los españoles. También lo ha sido así para Belén Esteban, que ha ofrecido una entrevista a la revista 'Semana', donde ha abierto su corazón y más sincera que nunca, la princesa del pueblo ha repasado el año que está a punto de terminar este 2020. Además, la colaboradora de 'Sálvame' ha hablado de lo que espera para el 2021.

Aunque este año no se ha casado ni ha podido ser madre de nuevo, la colaboradora televisiva ha valorado lo verdaderamente importante de la vida, en un año donde muchos españoles han perdido a algún familiar durante este año. Belén Esteban nos ha desvelado sus planes de boda con Miguel Marcos: «No me caso en el año 2021», ha sentenciado.

Belén contaba con casarse por la iglesia este año, pero las circunstancias han provocado que tenga que posponerse para tiempos más benévolos, seguramente cuando la pandemia quede atrás. Hay que decir que Miguel y Belén ya se casaron por lo civil hace unos años pero también les hacía ilusión pasar por el altar. Aunque no lo harán en 2021, Belén Esteban no descarta que otro año pueda casarse por la iglesia, ya que según la princesa del pueblo, este es un sueño para su marido. «Tengo claro que este año no va a ser. Iba a ser en junio, pero no va a poder ser. Queremos que todo esté bien y sabemos que va a ser imposible", confiesa Belén.

«A Miguel le hacía mucha ilusión casarse por la Iglesia, pero ya tendremos tiempo»

El motivo de la espera a casarse por la iglesia con Miguel es que Belén quiere hacerlo sin restricciones por la pandemia. La princesa del pueblo tiene claro que cuando sea el momento idóneo en el que haya más libertad y seguridad, sí podrá celebrar esa ansiada boda con todos sus familiares y amigos cercanos. «Sí, claro que me da pena, pero yo ya estoy casada. Lo que pasa es que a mi marido le hacía mucha ilusión casarse por la Iglesia, pero pienso que ya tendremos tiempo. Imagino que en junio todo estará mejor, pero preferimos esperar para poder hacerlo como queremos».

Fue en octubre del año 2019, cuando Belén Esteban hablaba de su deseo de celebrar una gran boda por la iglesia. En aquella época, la madrileña afirmaba que era uno de los sueños de su marido Miguel y que haría todo lo posible porque se pudiera llevar a cabo. «Le voy a dar ese gusto», comentaba hace año y medio.

Sin fecha para la boda de Belén Esteban con Miguel Marcos

Tras el confinamiento, y al ser Miguel un profesional que trabaja en una ambulancia (una persona de riesgo), la pareja tan solo podía verse cuando Miguel le llevaba la compra y se la dejaba en la puerta, decidieron pasar por el altar. La de San Blas había confesado en su día cuando se casarían por la iglesia. Sería en 2021 en la iglesia de su pueblo y sin fecha fijada porque «no hemos hablado con el cura», dijo hace meses. Finalmente, Belén ha confirmado que la boda tendrá que esperar hasta 2022, como mínimo.

Por otro lado, Belén también habló en 'Semana' de lo mucho que echa de menos a su madre Carmen. La madre de la princesa del pueblo vive en Benidorm y aunque Belén pudo verla unos días durante el pasado verano, desde esa época no ha podido volver a verla in situ. Con las duras restricciones existentes en la Comunidad Valenciana, se antoja complicado que la colaboradora vuelva a ver a su madre en un corto periodo de tiempo.