Alonso Caparrós con su mujer Angelica Delgado

El aterrador pasado de Alonso Caparrós:'A un paso de vivir en la calle'

El colaborador ha admitido que llegó a vivir durante todo un mes comiendo zanahorias

'Sálvame' ha iniciado su emisión de hoy advirtiendo de que estaban intentando dar con un famoso muy reconocido por haber formado parte del elenco de  'Crónicas marcianas', ganando grandes cantidades de dinero y que ahora su situación habría cambiado por completo. Se encontraría viviendo penurias e incluso, el programa sospecha que está viviendo el temporal desde la calle, sin tener un techo dónde dormir y refugiarse de las bajas temperaturas que se están viviendo en Madrid.

Por el momento desconocemos que famoso es el que está lidiando con la nieve y el frío, pero su entorno asegura que se encuentra pidiendo ayuda en las iglesias para poder salir del paso. Ante estas pistas, Alonso Caparrós ha querido hablar y contar una vivencia similar y que le tocó vivir en primera persona hace algunos años.

Él mismo ha contado en varias ocasiones los problemas que tuvo con ciertas adicciones muy peligrosas y que le hicieron perder todo lo que tenía. En los 90 el presentador triunfaba presentando 'Furor' y muchos otros formatos de mucha audiencia, pero el dinero que ganaba se lo gastaba a la velocidad del viento, algo que no supo frenar y que le hicieron descender a los infiernos.

logo Telegram¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A qué esperas? 📲 ¡Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, ¡TE ESPERAMOS!

Hoy ha contado que cuando perdió el trabajo en televisión, ya no le quedaba nada de lo que había ganado y que incluso, había llegado a comprar un saco de zanahorias para poder alimentarse durante todo un mes. Una situación que vivió con mucha vergüenza, pues pocos meses antes se encontraba triunfado en la televisión y nadie se podía imaginar que se encontrase en ese punto.

Sus compañeros le han preguntado por qué no lo ayudó su familia y él ha admitido que en ese momento no tenía relación con ellos y tuvo que apañárselas en solitario. Lo peor aún estaba por contar y esto sí que ha dejado a cuadros a todos los tertulianos del programa de Jorge Javier Vázquez.

Nadie quiso acoger a Alonso Caparrós en su casa

Caparrós ha añadido que la situación fue tan crítica que incluso perdió su hogar y que no sabía dónde ir para dormir. Ante esto, el colaborador que no contaba con el cariño de su familia, pidió cobijo a algunos de sus amigos y ninguno accedió a dejarle dormir en su casa.

Por su lado, el colaborador ha contado que todos esos amigos que no estuvieron cuando lo necesitaron, ya no forman parte de su vida. De todo esto, supo sacar la gente que le hacía bien y los que no. Caparrós tiene muy presente todo lo que ha sido profesionalmente, pero tampoco olvida todo lo malo que le ha ocurrido, seguramente para que no le vuelva a suceder lo mismo.

Algunos compañeros suyos como Jorge Javier Vázquez, Mila Ximénez o  Kiko Matamoros, no tienen problema en reconocer lo bien que ha encauzado su vida profesional el colaborador, que ha tenido que rehacer todo el camino que hizo en los noventa y que se desvanecieron por su mala cabeza o por sus malas amistades.

Alonso volvió a la televisión a través de televisiones locales y poco a poco volviendo a demostrar que valía para esto y que de nuevo, merecía volver a estar en lo más alto. Tanto es así, que los directores de 'Sálvame' no dudan en encomendarle la presentación del programa cuando la situación lo requiere.

Eso si, Alonso tiene que seguir luchando, pues la cantera de presentadores suplentes de 'Sálvame' es muy amplia. Más allá de los presentadores titulares, Jorge Javier Vázquez,  Carlota Corredera y  Paz Padilla, existen otros colaboradores que ejercen de conductores y que según el día les toca ponerse al frente del programa.

Entre estos se encuentran Kiko Hernández,  Gema LópezLydia Lozano que juntamente con Chelo García Cortés, están siempre a disposición de los directores para substituir a Jorge Javier cuando se ausenta durante la primera hora de programa.