Mila Ximénez paseando con la mascarilla higiénica

Aseguran que Mila Ximénez habría sufrido una recaída de su cáncer

Su ausencia en 'Sálvame' sigue presagiando lo peor

Mila Ximénez sigue preocupando tanto a la audiencia como a sus compañeros de 'Sálvame'. La periodista lleva semanas sin aparecer en el plató ni tampoco mediante videollamada y con ello crecen las alarmas sobre una posible recaída en su enfermedad. Desde que el pasado mes de junio confesara que le habían diagnosticado un cáncer de pulmón, todos los ojos están puestos en su evolución y cualquier ausencia es síntoma de preocupación.

A ello se le suma también el hecho de que Kiko Hernández, gran amigo de Mila, también se haya ausentado de su puesto de trabajo en las mismas fechas que su compañera. Algo que da pie a pensar que el colaborador ha pedido días para permanecer al lado de Mila Ximénez en el que puede ser un contratiempo en su enfermedad.

Mila Ximénez y su recaída

Tal y como apunta al portal 'Columna Cero', la visita de Alba Santana, hija de Mila Ximénez, podría significar que la colaboradora de 'Sálvame' ha recaído en su enfermedad. Aunque hace meses la periodista afirmó que el tratamiento parecía estar haciendo efecto, en las últimas semanas el estado de salud de Mila ha sufrido un revés que la ha obligado a permanecer fuera de su trabajo.

logo Telegram¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A qué esperas? 📲 ¡Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, ¡TE ESPERAMOS!

Fue precisamente la presencia de Alba la que hizo saltar las alarmas. La joven, que vive en Amsterdan decidió viajar a España para estar al lado de su madre y fue preguntada cerca del domicilio de Mila sobre su estado de salud y con semblante serio, tan solo se limitó a decir que estaba bien pero que todavía no se conocía la fecha de su reincorporación a 'Sálvame'.

Aunque sus compañeros guardan silencio, las señales son evidentes. Mila Ximénez no solo lleva tiempo alejada de la televisión, también lleva tiempo sin actualizar sus redes sociales. Sus cuentas de Twitter e Instagram llevan desde el pasado mes de enero sin ninguna entrada nueva y esto ha hecho que sus seguidores empiecen a sospechar que algo malo le debe estar sucediendo.

Preocupación en el ambiente

Desde 'Sálvame' prefieren seguir manteniendo la incógnita sobre el estado de salud de una de sus colaboradoras más importantes, pero el clima que se respira en el plató es claramente de preocupación. María Patiño fue la única colaboradora que se mostró muy angustiada en pleno directo y quiso mandarle un mensaje de cariño y apoyo.

También la ausencia de Kiko Hernández revela que algo no va bien. Cuando Mila Confesó su enfermedad, el colaborador no dudó en mostrar su solidaridad con ella afirmando que «nunca te soltaré de la mano» y que podía contar con él en cualquier momento. De ahí que el hecho de que tampoco esté en el plató coincidiendo con la ausencia de Mila, deja entrever que se encuentra junto a ella en el que puede ser un duro revés de su enfermedad.

Sobre el estado de salud gira un gran secretismo que no hace sino alimentar todavía más la preocupación y las especulaciones sobre su gravedad. Si algo pidió Mila tras conocer el cáncer que padecía fue que la respetaran en la medida de lo posible. Y eso parece ser que es lo que están haciendo, pues nada se sabe sobre su verdadero estado de salud.

Una larga lucha

Mila Ximénez lleva desde junio luchando contra el cáncer de pulmón que padece. Aunque la colaboradora no pudo evitar venirse abajo al conocer la noticia, lo cierto es que siempre ha hecho gala de una fuerza de voluntad extraordinaria. Se mantiene firme en su promesa a Alba de no dejarse vencer, pero en ocasiones le es imposible seguir adelante.

Fue el pasado mes de diciembre cuando la colaboradora hablaba abiertamente sobre su esperanza de vida afirmando que prefería una «vida corta, pero con más calidad». De su propia voz también supimos que sufría «metástasis, está en los pulmones, en el hígado y más partes» confesaba en una entrevista en el 'Deluxe'.

Un pronóstico algo complicado que mantiene a Mila en una lucha encarnizada para lograr vencer la enfermedad y que, esperemos, logre superar para volver al plató dónde compañeros y audiencia la echan de menos.