ÚLTIMA HORA

Pedro Sánchez abandona rueda de prensa por amenza militar
Antonio David Flores con gorra delante de un micrófono de la prensa

Antonio David Flores miente y la justicia no le dio la razón: Podría acabar en prisión

El colaborador alegó que había ganado el caso por violencia de género, pero hoy hemos descubierto que no es así

La docu serie de  'Rocío, contar la verdad para seguir viva'  está causando un revuelo mediático desmesurado. Nunca antes un asunto tratado por la prensa rosa en un plató de Telecinco había despertado el interés de la clase política y de muchas personalidades que no son sospechosas de seguir los programas del corazón. Rocío Carrasco rompió ayer su silencio y puso a su exmarido  Antonio David Flores  en una tesitura muy complicada y que le costara sudor y sangre poder recuperar su imagen pública. La hija de Rocío Jurado  habló y hablará sin pelos en la lengua sobre el ya ex colaborador de  'Sálvame'  y ya no tiene ningún miedo, puesto que quiere llegar hasta el final.

Recordemos que Antonio David Flores fue apartado de la televisión cuando se dio a conocer que existían acusaciones de malos tratos y muchos años después volvió a Telecinco como concursante de 'realitys' y también como colaborador de 'Sálvame'. En su vuelta, sus compañeros se alegraban por él y sentenciaban lo mala que había sido su exmujer habiéndolo acusado de cosas tan feas, cuando él estaba alegando que la justicia le había dado la razón.

Hoy y gracias a la investigación de 'Sálvame' y de la abogada Montse Suárez, hemos sabido que esta lectura del fallo judicial solamente tendría cabida en la mente del colaborador. Puesto que no había sido franco con la sentencia con la que él considera que lo absuelve de cualquier acusación. La abogada Suárez ha contado que el caso no se cerró y que ni mucho menos se saldó con la justicia dando la razón al colaborador. Esta ha contado que en ese caso se dictó un sobreseimiento provisional y que en otro vocabulario significa que se archivó momentáneamente el caso a la espera de que algunas de las dos partes aportara nuevas pruebas o testimonios y que pudiesen ayudar a resolver la causa.

La abogada ha contado que el colaborador no ha sido juzgado y que por lo tanto, no cuenta con una sentencia absolutoria. De este modo, el caso podría reabrirse si Rocío logra probar hechos o nuevas evidencias periciales que le permitan hacer fuerte su defensa ante la justicia. Si esto sucediera, el futuro del tertuliano podría comprometerse aún más y las consecuencias de su presunta culpabilidad podrían acarrearle incluso una pena de cárcel y que iría de los seis meses a los tres años, según las agravantes que dictamine el juez.

De todos modos y a pesar de que no se puede poner en duda el testimonio de una mujer que alega haber sufrido malos tratos, Antonio David se puede acoger a una presunción de inocencia que le pertenece al igual que cualquier otro ciudadano. Por esta misma línea ha ido Gema López y que ha asegurado que a pesar de las evidencias, ella no va a ser quién trate a al que ha sido su compañero como un maltratador, puesto que aún hay muchas cosas por analizar y cualquier pronóstico podría ser injusto hacia cualquiera de las partes.

El informe de la unidad de valoración

Montse Suárez también ha detallado el informe que redactó la unidad de valoración de violencia de género en el año 2017. Este informe recoge tres puntos clave y que dan a entender que Carrasco no lo tuvo nada fácil. Los expertos determinaron que existieron daños psicológicos y también manipulación de su imagen en el ámbito mediático, que podría entenderse también como el campo de trabajo de ambos.

El segundo punto reconoce también que existieron lesiones o daños cronificados que se mantuvieron a lo largo del tiempo. Por último, hay un tercer punto y que determina las necesidades de Rocío Carrasco. Concretamente se admite que necesita protección para su integridad y que por lo tanto, es más que necesario que se adopten medidas de urgencia. Medidas que por lo visto, no se ha acatado.