Antonio David Flores sentado en el plató de 'Sálvame' con una pantalla detrás que tiene escrito varias veces la palabra mentira

Antonio David Flores dice basta a 'Sálvame' y traiciona por sorpresa a Antonio Montero

El colaborador se ha cansado de vender su vida a cambio de unos miles de euros

'Quiero dinero', el concurso de 'Sálvame'  no está dejando títere con cabeza. Aunque por el momento solamente han participado en el comprometido juego Chelo García Cortés  y Antonio David Flores, estos han hecho saltar por los aires a todo el equipo, realizándoles  preguntas  que no les pertenecían individualmente pero que sí que comprometían y mucho a los compañeros de estos que además, no han visto ni un euro de los que se han embolsado los valientes participantes del concurso.

Chelo García Cortés se plantó cuando llegó a los  25.000 euros al negarse a mostrar sus cuentas bancarias en directo. La periodista sí que accedió a mostrarle a Paz Padilla  sus cuentas, aunque no quiso hacerlo de cara a los espectadores. Una decisión que le impidió seguir jugando, alejándola de cantidades mucho más altas y que podría haber seguido percibiendo si no su hubiese plantado, pues recordemos que el reto acaba cuando el concursante lo considere y nunca cuando el programa crea que no se puede seguir jugando.

emoji regaloGRAN SORTEO ESPAÑA DIARIO: ¡Gana un vale de 100€ para gastar en Zara y todas las tiendas Inditex (Stradivarius, Pull&Bear, Bershka,...)! ¿A qué esperas? ¡Participa ya al sorteo, es gratis! PINCHA AQUÍ y apúntate. ¡Es muy fácil!

García Cortés no tuvo problema en quedarse en ropa interior en directo, mandar un mensaje erótico a la baronesa Thyssen e incluso, accedió a hablar de la vida privada de sus compañeras  Gema López y María Patiño, dos compañeras que jamás han compartido sus intimidades ante la audiencia, siendo muy celosas de su terreno personal. Esto lógicamente le costó a Chelo alejarse de todas ellas.

En ese momento, Antonio David Flores se convertía en el segundo participante y hoy, tres semanas más tarde ha decidido dejar el juego. En total ha acumulado 35.000 euros  y lo más sorprendente de todo es que ha dejado de jugar no por una pregunta complicada, pues lo ha hecho después de reflexionarlo en su casa y barajar los beneficios y problemas que le estaba comportando la exposición pública y explícita que estaba haciendo.

Es curioso que el colaborador haya despertado después de tres semanas hablando de sus presuntas infidelidades, sacando a relucir los trapos sucios e su exmujer  Rocío Carrasco  y hasta incluso, comprometiendo el terreno más íntimo  de José Ortega Cano, unos comentarios que según parece, causaron un gran revuelo en el clan de los Ortega-Jurado.

Antonio David ha admitido que hoy era el último día que participaba en 'Quiero dinero'. Se ha excusado diciendo que ahora tiene muy buena relación con la familia Ortega-Jurado y que no quería romperla por culpa de las preguntas que se le están haciendo en el programa. Este arrepentimiento llega tarde, pues seguramente el daño ya está hecho. Aunque si lo ha hecho es por qué aún hay opción de poder solucionar este conflicto familiar.

Antonio Montero recoge el relevo

Antonio David ha pedido al programa tiempo para poder meditar su retirada pero la dirección ha sido muy clara y le ha pedido una rápida respuesta, pues necesitan tiempo para poder encarrilar el concurso del próximo concursante. Ante esta presión Flores ha dicho que se plantaba y que ya no había vuelta atrás.

En ese momento, Jorge Javier Vázquez ha abierto una caja dónde se encontraban pistas del próximo aspirante. Estos objetos eran una cámara y una libreta, dando a entender que se trata de un fotógrafo, limitando así las opciones a dos de los colaboradores que cumplen con este perfil. Antonio Montero y Gustavo González. Será el primero quién asuma el reto.

Montero pondrá sin duda en jaque al comando DEC, los que fueran sus compañeros en 'Dónde estás corazón', María Patiño, Chelo García Cortés, Gustavo González y Gema López se convertirán a partir de mañana en la moneda de cambio del colaborador que como nos tiene acostumbrado, disparará sin escrúpulos a cambio del dinero que pueda ganar.