Paz Padilla con su hija Anna Ferrer Padilla

Anna Ferrer sorprende al contar qué hace Paz Padilla para no aburrirse en casa

La hija de la presentadora de 'Sálvame' tranquiliza a sus seguidores y asegura que 'la veo recuperada'

Paz Padilla se recupera satisfactoriamente en su casa tras haber alarmado a sus seguidores al confesar que estuvo tres días en el hospital por complicaciones de su contagio de Covid. La gaditana confesó sin tapujos que «todo iba bien hasta que el día octavo empecé a sentir una presión en el pecho, me costaba respirar», por lo que tomó la decisión de acudir al Hospital Quirón en Madrid.

Tras mejorar el estado de salud de su madre, Anna Ferrer ha acabado su cuarentena para acudir al preestreno de Libertad, la serie de Enrique Urbizu producida por Movistar. Al pasar por la alfombra roja, Anna se ha parado ante los compañeros de prensa para contar cómo está Paz Padilla. «Ya está mejor la verdad, hoy ya se ha puesto a recoger toda la terraza, pintar los muebles… Ya la veo recuperada», ha dicho.

«Hay que tener mucho cuidado porque nunca sabes que te va a pasar»

La presentadora de 'Sálvame', que continúa aislada hasta tener el resultado negativo en un test que le permita volver a su rutina de siempre, ha conseguido superar los síntomas más complicados del coronavirus.

«No puedes decidir las cosas que te pasan así que, ya que te ha tocado, por lo menos tener una actitud positiva», ha contado Ferrer, quien ha afirmado que es un aspecto que ha podido aprender de su madre. «Mi madre siempre me ha enseñado a ser positiva y a celebrarlo todo», ha confesado la hija de la presentadora.

Anna ha puesto un poco de calma a la situación tras la preocupación surgida por el último vídeo de Paz Padilla y ha dicho que «parece que ya está todo solucionado» y que su madre está cada vez con más fuerza. La influencer ha admitido con sinceridad que todavía no sabe cómo se ha contagiado Padilla: «Es de estas cosas que no se sabe y es un poco una lotería, hay que tener mucho cuidado porque nunca sabes que te va a pasar», ha explicado.

Preguntada por las secuelas que le hayan podido quedar a Paz Padilla, la influencer ha confesado que tan solo «está un poco más cansada» y ha desmentido que haya perdido el olfato o el gusto. Además, Ferrer ha dicho que está muy contenta porque puede al fin «salir un poquito de casa», y ha reconocido que está satisfecha tras haber logrado no contagiarse de Covid a pesar de vivir con su madre.

El sufrimiento de Paz Padilla en la unidad del Covid

La presentadora gaditana lleva más de 15 días sin poder presentar 'Sálvame' por su positivo en Covid y la posterior cuarentena que ha tenido que pasar encerrada en casa. La madre de Anna Ferrer contaba hace unos días en su Instagram «que los primeros días fueron muy sencillos porque no tenía apenas síntomas, pero tengo que contaros que, a partir del quinto día, empecé con fiebre, me dolía todo el cuerpo y ya me costaba moverme del sofá. Todo iba bien hasta que el día octavo empecé a sentir una presión en el pecho, me costaba respirar», confesaba en sus redes sociales.

Cuando sucedió aquello, Paz decidió que tenía que ingresar en el hospital. «Le hice caso, me fui al hospital Quirón, me hicieron una placa y vieron que había niveles que tenía muy alterados: la ferrita, algunos problemas de coagulación...», desvelaba la presentadora de Telecinco.

Tras las pruebas hospitalarias, los médicos abogaron por ingresarla en la unidad de Covid y se mantuvo allí durante tres días totalmente aislada. «Ha sido un poco difícil, porque estás sola, porque no sabes qué va a pasar, si tu cuerpo va a reaccionar bien o vas a empeorar...», revelaba la humorista gaditana con la voz entrecortada.