Andrea Janeiro con un vestido negro

Andrea Janeiro descubre los problemas en casa: 'Lo estoy pasando mal'

La hija de Belén Esteban está muy preocupada por las dificultades de su madre

Aunque no siempre se muestren juntas, por la timidez de Andrea Janeiro, es sabido que Belén Esteban y su hija están muy unidas. Y es por eso que si algo va mal en la vida de la de San Blas, la joven se preocupa y no puede evitar sufrir por su madre. 

Y es que parece que la colaboradora de 'Sálvame' no es capaz de cerrar totalmente una de las peores páginas del pasado. Pese a que hace tiempo que ganó el juicio con su antiguo representante y ahora peor enemigo Toño Sanchís, los tejemanejes que hizo este con su carrera la hundieron económicamente, arrastrando todavía una carga que no ha podido solucionar y que todavía le hace sufrir, tal y como explican en 'Cotilleo.es', que detalla como Toño se ha cobrado su particular venganza años después. 

Todo se destapó en 2017, fue entonces cuando Belén Esteban confesaba los problemas económicos que estaba sufriendo a causa de su antiguo representante. «He perdido todos mis ahorros, lo estoy pasando muy mal. Necesito pagar a Hacienda una deuda importante. Durante mucho tiempo no he controlado mis deudas», afirmaba entonces. Explicaba como se había tenido que poner en manos de unos gestores para intentar reordenar algo su patrimonio y sus cuentas bancarias. 

El inicio de un proceso judicial que no fue tan beneficioso para la Esteban 

logo Telegram¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A qué esperas? 📲 ¡Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, ¡TE ESPERAMOS!

A partir de ahí, es conocido que Belén empezó un proceso judicial contra el que un día fue su mano derecha para intentar recuperar el dinero perdido. Comenzaron una serie de intercambios en los medios donde Toño Sanchís siempre defendió su inocencia mientras que Esteban le acusaba de que la había estafado. «Me han engañado dos personas, aunque una no la puedo decir», llegaba afirmar entonces teniendo que guardar parte del secreto, pues estaba en pleno proceso judicial. 

La realidad es que este se alargó bastante en el tiempo pero finalmente el juez acabó dando muy buenas noticias a Belén Esteban. Toño Sanchís fue condenado a devolver una deuda de 388.000 euros a Belén, que no dudo en felicitarse por esta victoria judicial en su programa. Pero claro lo que no esperaba es que está acabará siendo un dardo envenenado. 

Y es que para poder hacer frente al pago el representante tuvo que ofrecer su lujosa casa en Villanueva del Pardillo. Esta se puso a subasta pública y fue la propia colaboradora la que decidió comprarla por 375.000 euros. Aunque está no tuvo en cuenta un pequeño detalle, y es que la casa había perdido bastante valor, conque la deuda quedaba bastante lejos de estar saldada. 

Es muy probable que Toño fuera consciente de esta circunstancia. Es más en su momento, Belén Esteban tuvo que hacer frente al pago de una importante cantidad de dinero en impuestos y solo hace dos semanas que acaba de liquidar la hipoteca con la que venía el inmueble. En total, habrá pagado unos 266.000 euros, incluyendo intereses de demora y otras tasas. Una pérdida realmente cuantiosa. 

Lo que Belén creyó que era una oportunidad de negocio al obtener la casa, se le acabó girando en su contra. Y es que en cuanto firmó los papeles como su nueva propietaria pudo comprobar que su valor estaba muy por debajo de los 700.000 euros que ella calculaba obtener en un principio. 

Pero estos no fueron los únicos gastos que tuvo que afrontar. Belén se encontró con una casa totalmente destrozada por parte de Toño, con lo que las reformas le costaron otros 50.000 euros. Aunque se ha venido especulando de que la había conseguido vender, no es así y ahora mismo la tendría en alquiler a la espera de conseguir una buena oferta que le permita deshacerse de lo que ya es casi una carga.