Imagen de Andrea Janeiro junto a su madre

Andrea Janeiro no quiere un hermano: cambia de opinión tras leerlo

Has descubierto los riesgos a los que se enfrenta su madre, Belén Esteban

Andrea Janeiro es conocedora de los deseos que tiene su madre, Belén Esteban, de tener otro hijo. Y es que quiere volver a disfrutar de la maternidad y a hacerlo de la mano de su actual marido, Miguel Marcos.

Sin embargo, aunque ya se rumoreaba que la joven no deseaba que su progenitora diera ese paso, seguro que ahora lo tiene más claro. Es muy probable que si tuviera algún deseo de tener otro hermano, en estos momentos haya cambiado de opinión. Y ha podido hacerlo al leer un interesante artículo de Diane Pérez sobre lo que supone ser mamá a los 50 años.

Los riesgos de tener un hijo a los 50 años

Es cierto que cada vez más mujeres dan a luz pasados los 40 años, como sería el caso de Toñi Moreno o Ana Rosa Quintana. No obstante, no es menos cierto que eso supone tener que hacerle frente a más riesgos durante el embarazo. Y precisamente de todo esto habla el mencionado artículo, que seguro que ha interesado mucho a Andrea Janeiro. Sí, porque su madre cuenta con 47 años.

En concreto, en ese texto se desvela que entre los principales peligros de quedarse en estado a esa edad se halla el perder al bebé. Y es que se expone que «la mayoría de embarazos naturales en mujeres de 50 años o más terminan en aborto. Principalmente por trastornos cromosómicos que impiden el desarrollo del embrión».

De la misma manera, Diane afirma que también hay peligros en caso de recurrir a la fecundación in vitro. En concreto, relata que «las mujeres de 50 años y mayores que se someten a fertilización in vitro con óvulos donados tienen mayor riesgo de desarrollar complicaciones, como enfermedad hipertensiva del embarazo, diabetes gestacional y dar a luz por cesárea a bebés de bajo peso y prematuros».

Es más, incluso llega a dejar patente que estudios recientes llevados a cabo vienen a indicar que es mayor la mortalidad materna en esas féminas de 50 años que en las jóvenes.

No obstante, tampoco hay que pasar por alto otros riesgos ya conocidos para esas mujeres como el desprendimiento de placenta o anomalías congénitas en el bebé, por ejemplo.

Peligros todos ellos a los que se enfrentaría Belén Esteban, colaboradora de 'Sálvame', si decide finalmente el paso de volver a ser madre. Y en su caso también se añadiría el correspondiente por ser diabética.

¿Qué tener en cuenta para ser madre después de los 40 años?

En el artículo que nos ocupa también se viene a establecer que toda mujer que quiera ser madre después de cumplir 40 años es necesario que lo piense bien. Y eso supone tener en cuenta una serie de condiciones importantes.

En concreto, se deja plasmado que es fundamental que cuente con un buen estado de salud y que, sobre todo, no tenga problemas de corazón. Este es un aspecto a tener muy presente, ya que ese órgano se ve sometido a un gran esfuerzo durante el parto.

Asimismo, se deja claro que es aconsejable que esa fémina, además, no tenga ninguna patología relacionada con la tiroides ni que sufra de anemia. Eso sin pasar por alto que también es aconsejable que no tenga problemas de coagulación.

Además de todo lo expuesto, se recomienda a esas mujeres que se pongan en manos de un ginecólogo especializado en reproducción. Y también se les informa de cómo sería su embarazo en caso de lograrlo. En concreto, la autora del artículo les da a conocer que deberán llevar a cabo una gestación muy vigilada a nivel médico, tanto en pro de ellas mismas como de sus bebés.