Andrea Janeiro con su madre Belén Esteban durante su 18 cumpleaños en Madrid. 20/07/2017

Andrea Janeiro, en alerta: su madre Belén Esteban pierde la sonrisa

La colaboradora está atravesando por unos momentos muy complicados

Belén Esteban está viviendo un momento agridulce. Se encuentra disfrutando al máximo de su faceta como empresaria y parece que los negocios al margen de Sálvame le van bien.

Tan ilusionada está con sus gazpachos y salmorejos, que aprovechó los días que tenía libres en el programa para ver de cerca el proceso. Hasta Alhama, Murcia, viajó para visitar la empresa CoolVega encargada de elaborar sus productos para ver cómo avanza su proyecto.

Y parece que la visita fue bastante productiva porque dejó en el aire la posibilidad de ampliar su negocio. "Nuevos proyectos con mucha ilusión en la Fábrica CoolVega", escribía en Instagram. "¡Ya os iré contando! Esto promete", añadía ilusionada.

Sin embargo, hay algo que enturbia la felicidad de la colaboradora, una ausencia que la inunda de pena cada día: el fallecimiento de Mila. Algo de lo que todavía no se ha podido reponer.

La ex de Jesulín no consigue levantar cabeza

Desde el mismo momento en que Mila Ximénez comunicó la enfermedad que le habían diagnosticado, Belén no se separó de ella. Fue la primera en acudir a su casa tras conocer la noticia para hacerle llegar su apoyo y su cariño.

Se avecinaba un largo camino para la ex de Manolo Santana y la colaboradora le prometió que estaría junto a ella en todo momento. Y así fue. Belén la acompañaba a las sesiones de quimioterapia para hacerle compañía y la llamaba cuando no podía ir a verla para mandarle fuerzas.

Las hemos podido ver juntas compartiendo una velada gastronómica cuando la enfermedad así se lo permitía a Mila. Siempre del brazo de Belén, siempre pendiente la una de la otra. Pero ahora que su amiga ya no está, su ausencia pesa demasiado.

Algo ha cambiado en la de Paracuellos del Jarama, su mirada ya no es la misma y ya no sonríe como antes. Debe lidiar a diario con la pena de haber perdido a una de sus mayores confidentes y todavía le costará hacerse a la idea.

Más aún cuando se acerquen fechas señaladas, como por ejemplo su boda por la iglesia con Miguel Marcos. Su deseo de pasar por el altar se verá cumplido, pero su alegría contrastará con la pena de no haber podido contar con Mila.

La periodista estuvo en el enlace civil y tuvo un papel protagonista durante la ceremonia. Un precioso momento que ahora no volverá a repetirse. Tal era el cariño que le tenía a Belén, que le ha dejado un detalle del que no ha trascendido nada.

Belén se centra en sus negocios para olvidar la ausencia de Mila

No hay nada como tener la cabeza entretenida para despejar la angustia que nos producen algunos recuerdos. De esta manera es como la madre de Andrea Janeiro intenta paliar el dolor por el fallecimiento de Mila.

Inmersa en su proyecto gastronómico, Belén se mantiene interesada en el avance de sus gazpachos y salmorejos. No pierde detalle del éxito que están teniendo y procura controlar todo el proceso ella misma.

Elaborados con productos de primera calidad y siguiendo la receta original de Belén, no hay quien se resista a ellos.

Tan bien le va, que estaría pensando en ampliar el negocio con nuevas recetas. El final del verano puede provocar una bajada de ventas de estos productos que se suelen consumir fríos, pero ya tiene una solución.

En este sentido, la colaboradora de Sálvame se encuentra trabajando en la receta de unas cremas de verduras de diferentes clases. Se espera que estos nuevos productos se empiecen a comercializar en septiembre, y por ahora serán de calabaza, zanahoria y calabacín.

Parece que Belén Esteban se ha empeñado en hacernos comer de manera saludable y poco a poco se va metiendo hasta nuestras cocinas.