Anabel Pantoja se toca la oreja

Anabel Pantoja no se casará con Omar Sánchez en 2021 y no es solo por la pandemia

La sobrina de Isabel Pantoja tiene varios motivos de peso para no pasar por el altar

La pandemia ha sido la responsable de que Anabel Pantoja tuviera que suspender su boda con su chico (Omar Sánchez) el pasado 2020. No obstante, la colaboradora de 'Sálvame' dejó patente que ese enlace se iba a producir este 2021.

Sin embargo, nada más lejos de la realidad. Al parecer la sobrina de Isabel Pantoja ha decidido que este año tampoco tenga lugar esa ceremonia. Y no solo es por el coronavirus, hay otros motivos de peso para ello.

Primera razón para suspender la boda

El medio 'Informalia' es el que ha desvelado que la joven ha suspendido nuevamente su boda con su novio, con el que sale desde el 2018. Y también es la que descubierto las razones que le han llevado a tomar esa decisión en firme.

En concreto, la primera es que tanto ella como Omar quieren una boda por todo lo alto. Una boda en la que estén presentes todos sus familiares y amigos y donde haya una gran fiesta. Sin embargo, la pandemia está muy latente y nada les asegura que en junio, cuando querían celebrarla, ya no haya medidas de seguridad al respecto.

Es más, tampoco pueden saber si para entonces ya se habrán levantado todas las restricciones respecto a la movilidad. Unas restricciones que podrían impedir que parte de los invitados, pues ella es de Sevilla y el de las Islas Canarias, acudieran al enlace.

Segunda razón para suspender la boda

De la misma manera, no hay que pasar por alto que Anabel Pantoja tiene una estrechísima relación con su familia paterna. Tanto es así que para ella su tía y su primo (Kiko Rivera) son como su segunda madre y un hermano respectivamente.

Sin embargo, esos dos seres queridos de la joven están ahora enemistados, con abogados de por medio. De ahí que esté claro que uno de los dos rechazaría ir al enlace para no encontrarse con el otro. Y eso supondría un gran dolor para la joven, que, por tanto, no viviría su boda con la felicidad que siempre ha soñado.

Es más, 'Informalia' ha indicado que lo que más 'fastidiaría' a la novia es que su tía no acudiera a su boda. Y no solo por una cuestión sentimental sino también económica. Sí, porque, al parecer, aquella tiene firmada la exclusiva del enlace con una revista y esta quiere que en esa aparezca la tonadillera. Claro, porque le garantiza una mayor venta de ejemplares.

Unos meses muy complicados para Anabel Pantoja

La segunda suspensión de su boda es un varapalo para la joven, que está haciendo frente a una etapa muy dura de su vida. Y es que, además de la pandemia y los conflictos familiares, ha sufrido una rotura del peroné. Una situación esta que le ha llevado a permanecer en casa guardando reposo e incluso a someterse a la rehabilitación.

Asimismo, hay que subrayar que el distanciamiento ahora entre su tía y su primo a ella le está pasando factura. En concreto, parece ser que se ha reducido notablemente la relación que tenía con Kiko.

No obstante, eso no es todo. Su trabajo en 'Sálvame' está en la cuerda floja. Y lo está porque ha tenido varios conflictos con los directores e incluso con compañeros, como Jorge Javier Vázquez o Kiko Matamoros.

Es más, ahora se ha roto de manera definitiva su relación con Belén Esteban, con la que tenía una gran amistad. Al parecer, según ha desvelado la de San Blas, han dejado de hablarse por una cuestión empresarial. Así, ha contado que Anabel intentó 'boicotear' el lanzamiento de su línea de joyas.

Vamos, que el 2020 acabó mal para Anabel Pantoja y el 2021 ha empezado también para ella siendo un desastre.