Anabel Pantoja se toca la oreja

Anabel Pantoja y su nuevo 'topless' mientras espera el final de 'Supervivientes'

La sobrina de la tonadillera ha protagonizado un desnudo que no ha dejado indiferente a nadie

Anabel Pantoja es una mujer renovada. La sobrinísima jamás ha vivido acomplejada por su aspecto físico, pero reconoce que su antiguo cuerpo le generó varios problemas. De hecho, uno de los ataques más recurrentes que suele recibir está orientado en ese sentido. Sin embargo, la televisión le ha descubierto un mundo nuevo, está dispuesta a disfrutar de todos los privilegios que le otorga el medio.  

Hace unos años, firmó un con contrato con 'Sálvame' para formar parte del equipo de Jorge Javier Vázquez. En un primer momento, ocupaba un papel secundario. Pero, poco a poco, ha ido ganando mucho protagonismo. Su poder en redes sociales ha crecido notablemente, y se ha convertido en una influencer de primer orden.  

La tertuliana conoce el lado malo de la fama. Su familia ha tenido muchos desencuentros con la prensa del corazón, y ella ha heredado todos sus enemigos. Nada más pisar un plató de Telecinco, recibió miles de ataques. Muchos de ellos hacían referencia a su cuerpo. Así que, en cuanto ha tenido oportunidad, se ha sometido a una operación estética que le ha cambiado su forma de ver el mundo.  

«No era infeliz. Pero, lo pasaba mal a la hora de comprarme la ropa. Tenía la talla 48, y solo había una tienda y tres pantalones. Cuando apareces en la televisión, sufres los insultos de las redes. Aunque, no les hago caso», declaró en exclusiva para la revista 'Lecturas'. En este medio explicó el precio que había tenido que pagar para silenciar a sus detractores: «lo he pasado muy mal. Casi me desangro».  

Anabel se sometió a una intervención muy agresiva. Duró varias horas, y los médicos la interrumpieron porque su vida estuvo en peligro. «Es una lipoláser, una liposucción diferente, es más efectiva. Sobre todo, me he quitado la grasa de la parte de atrás y en los brazos», comentó en su entrevista.  

La prima de Chabelita está tan contenta con los resultados que ha decidido presumir de ellos en su cuenta de Instagram. Sin ningún tipo de pudor, ha publicado una fotografía sin la parte de arriba del bañador. La imagen ha sido tomada en Canarias, concretamente en la isla La Graciosa. «¿Entendéis por qué me enamoré de ella?», pregunta visiblemente orgullosa.  

Anabel intenta distraer a los detractores de su novio 

La colaboradora dejó atrás a su familia para empezar una nueva aventura en Canarias. Allí vive muy feliz con su novio, Omar Sánchez, y no tiene intención de regresar a la península. De hecho, cuando este finalice su participación en 'Supervivientes 2021', regresarán a la isla, y no sacarán provecho a su tirón mediático.  

Quiere explicarles a sus seguidores por qué se siente tan cómoda con su nueva vida. Por ese motivo, no ha tenido ningún reparo en quitarse la ropa. Le ha costado mucho esfuerzo lucir su cuerpo, y está deseando encontrar una oportunidad para presumir del mismo. Después de haberlo pasado tan mal en la operación, ha prometido cuidar más su dieta.  

«¡Nunca he estado tan mala! ¡Parecía que me estaba muriendo! Ahora estoy contenta, veo resultados. Se portaron genial en la Clínica Diego de León», explica en la revista 'Lecturas'. Anabel está deseando que su pareja vea su nuevo cuerpo. Pues, cuando viajó a Honduras, todavía estaba sufriendo los efectos secundarios de la intervención.  

Mientras tanto, Omar Sánchez continúa su trayectoria televisiva. Algunos expertos aseguran que terminará con la influencer cuando vuelva de Honduras, pero él parece estar muy enamorado. «Aunque tenga algunos días malos, siempre estás ahí para apoyarme y ayudarme. Me siento afortunado de tenerte», le dijo durante una de las conexiones.  

El concursante está atravesando un momento delicado. Ha tenido problemas con algunos de sus compañeros, y no logra mostrarle a la audiencia su verdadera cara. 

“Lo que sí me preocupa es que ha adelgazado mucho, tiene la paranoia de que está muy débil. Las cosas son así. Tiene momentos buenos y momentos malos. Es una montaña rusa”, comenta la tertuliana intentando justificarlo. ¿Será su desnudo una forma de desviar la atención?