Anabel Pantoja se toca la oreja

Anabel Pantoja se harta: Sálvame me provoca repugnancia, me hacen bullying y no volveré

La colaboradora se ha hartado del trato que le da la dirección y sus compañeros

Anabel Pantoja ha sacado hoy el carácter que todo el mundo le pedía. La sobrina de  Isabel Pantoja se ha cansado ya de que sus compañeros de  'Sálvame'  la acusen de vaga y de ser un elemento totalmente prescindible del programa líder de las tardes de Telecinco. Hoy la joven ha tenido que aguantar un audio de María Patiño  criticándola, diciendo que no era válida para este oficio y que además, no mostraba la más mínima intención para cumplir con su trabajo y sus obligaciones laborales.

Además de esto, ha podido también escuchar lo que opinan sus jefes de ella, que se han manifestado por boca de Carlota Corredera y que hoy se encontraba presentando el programa. La dirección de 'Sálvame' no se esconde cuando admite que convocan a la colaboradora cuando no hay otros tertulianos que pueden acudir a su puesto de trabajo.

Tanto es así, que hoy han contado que ayer la convocaron para trabajar, después de llamar a otros colaboradores como María Patiño y que esta declinara poder trabajar un día más. Esto se puede comprobar debido a que ayer Anabel entró al programa sobre las seis de la tarde, cuando acabó una reunión y pudo sumarse al elenco de 'Sálvame'.

logo Telegram¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A qué esperas? 📲 ¡Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, ¡TE ESPERAMOS!

Esta confesión ha derrumbado por completo a la tertuliana, que ha decidido abandonar el programa cuando ha visto que nadie la estaba apoyando. Luego entre bambalinas, Anabel ha admitido que se siente menospreciada por el trato que se le da. Ha confesado que sus jefes la tienen pillada de cabeza hasta los pies, pues le han recortado los días de trabajo, rebajando sus intervenciones y por lo tanto, haciendo disminuir su factura a final de mes.

Pero aún hay más, la colaboradora y planeando ya su salida del programa, no ha tenido problema en admitir que hay uno de sus compañeros la está machacando y que no le deja vivir. Concretamente, ha verbalizado que Kiko Matamoros le hace bullying y no le deja realizar bien su trabajo. Concretamente, ha recordado cuando Matamoros le echó en cara que no fuese a ver a su padre cuando este estuvo en prisión.

Sin embargo, la colaboradora ha podido argumentarlo, alegando que cuando eso pasó, ella solamente tenía cinco años y por lo tanto, no tenía la edad adecuada ni la independencia para ir a visitar a su progenitor en prisión.

Anabel Pantoja sufre cada vez que va a trabajar

La joven no ha tenido problema en admitir que para ella es todo un suplicio cada vez que tiene que ir a trabajar a 'Sálvame'. Admite que lo pasa muy mal por qué le cuesta defender muchas de sus apariciones, hipotecando su relación con su tía y sus primos y además, saliendo casi siempre escaldada por no ser clara en cada una de las opiniones que da.

Anabel ha dicho que envidia a todos sus compañeros, pues todos han sabido encontrar uno o varios motivos por los cuales les gusta acudir a su puesto de trabajo, algo que ella no ha logrado en todos estos años y que le acaba desembocando en un gran sufrimiento.

Finalmente la colaboradora parece que ha reconsiderado su adiós definitivo del programa y seguirá formando parte del equipo cada vez que la convoquen. Ella misma ha confesado en varias ocasiones que su situación soñada no es en Madrid, pues le encantaría poder vivir de sus negocios alejados de la pequeña pantalla y que le permitan cierta flexibilidad para poder vivir en Canarias, al lado de su novio Omar.

Allí ambos tienen una escuela de surf, en la que él imparte como profesor y director técnico y la colaboradora de 'Sálvame' se ha involucrado como accionista y también como embajadora. Pues gracias a ella algunos rostros televisivos como Nagore Robles  se han desplazado hasta allí para participar en algunas de las clases que allí se imparten.