Anabel Pantoja se toca la oreja

Anabel Pantoja está harta: Voy a denunciar a 'Sálvame' por lo que se acaba de decir

Una visita sorpresa de las Mellis en el plató de 'Sálvame' ha desatado la ira de la colaboradora

Anabel Pantoja regresó a  'Sálvame' después de que el programa cediese a sus solicitudes para permanecer como miembro del equipo de colaboradores del espacio. Esta solicitud no era otra que trabajar solamente los lunes y los martes, pudiendo así viajar el resto de la semana a Canarias para poder descansar y llevar a cabo las tareas que se desprenden de sus negocios paralelos a la pequeña pantalla. A pesar de este acuerdo, esto no exime al programa de prepararle trampas a la colaboradora y que han acabado despertando uno de sus enfados más grandes en el mítico programa de Telecinco.

Hoy Carlota Corredera  anunciaba que en el pasillo de Mediaset habían dos seres y que venían al programa para complicar la existencia a uno de los colaboradores. El hecho de que fuesen dos y no una, era una pista más que evidente para saber hacía quien iban disparados los dardos. Las invitadas especiales no eran otras que las Mellis y que venían a poner a la sobrina de Isabel Pantoja  entre las cuerdas.

El testimonio de ellas era clave, pues el programa abría el melón que se desató este pasado fin de semana por parte del fotógrafo  Pablo González y que aseguró, que Anabel era muy consciente de las fiestas que se corría su primo Kiko Rivera y que además, era conocedor de sus adicciones. Una afirmación que dejó fuera de pista a Anabel Pantoja y que se ha defendido diciendo que no sabe identificar cuando una persona va pasada de vueltas.

logo Telegram¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A qué esperas? 📲 ¡Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, ¡TE ESPERAMOS!

El fotógrafo fue más allá y dijo que la colaboradora además de saber sobre las hazañas de su primo, también ha estado en esas mismas fiestas sin llegar a definir el papel que jugó Anabel en estos encuentros. Para poder saber mucho más, el programa ha traído a las Mellis, amigas reconocidas del clan Pantoja y que querían aportar nuevos datos sobre este tema.

Las cantantes han sido muy duras contra Anabel, situando a la joven en el Rocío como acompañante de su primo Kiko, indicando que ella también se perdía detrás de las carriolas y que para quien no lo sepa, son las carrozas que lleva cada romería durante todo el camino. Si bien es cierto que no han detallado el motivo que la llevaba a esconderse detrás de estas estructuras, no hay que ser muy listo para relacionarlo con los vicios del pasado de su primo Kiko.

Esto es lo que ha hecho que Anabel saliese tarifando entre gritos del plató, dirigiéndose hacía el director del programa para anunciarle las medidas que tiene pensadas tirar hacía adelante. Según ella, tiene intención de demandar a las Mellis por lo que han dicho y también al programa por permitirlo.

David Valldeperas aclara el motivo de las paradas de las carriolas

El director de 'Sálvame', David Valldeperas, ha querido aclarar las afirmaciones de las Mellis y ha contado que estas paradas de las carriolas, pueden tener tres motivos muy distintos. El primero, para comer, el segundo para hacer de vientre y un tercer motivo, que estaría referido a animar la marcha a través de distintos estímulos que ha querido referir como «ir a esquiar».

De nuevo, Anabel ha querido defenderse, diciendo que cada vez que ha podido alejarse del Rocío ha sido para hacer de vientre, descartando de nuevo las acusaciones que han hecho sobre ella las Mellis. Estas también han cargado contra la colaboradora, diciendo que también ha querido dar a entender que ellas han formado parte de algunas de estas fiestas a las que iba Kiko Rivera.

Desconocemos si finalmente Anabel acaba demandando a las cantantes y también al programa para el que trabaja. Algo que dificultaría mucho su relación con la empresa que la tiene contratada. Recordemos que por culpa de una demanda, Rosa Benito acabó saliendo de las filas de 'Sálvame'. En ese caso, la hija de la colaboradora demandó al programa y a la productora y al no querer retirar ese requerimiento, el programa decidió prescindir de los servicios de la cuñada de Rocío Jurado.