David Valldeperas, director de 'Sálvame'

Anabel Pantoja discute con los directores de 'Sálvame' y podría ser despedida

La colaboradora habría superado todos los límites permitidos por los responsables del programa en el que trabaja

Anabel Pantoja  lleva semanas sin acudir al plató de  'Sálvame'  a consecuencia de una lesión que sufre en unos de sus pies y que le impide poder desplazarse hasta Madrid para poder realizar sus colaboraciones semanales en el plató del programa. Esto deja a la joven sin percibir los ingresos habituales que acostumbra a embolsarse por su trabajo en Telecinco. Ante esto y según Kiko Hernández, la joven habría llamado a la  dirección del programa para pedirles que la inviten a entrar en directo por videollamada para opinar sobre los temas de actualidad y así poder ganar algo de dinero

Por su lado, los directores del programa han decidido contar con ella para opinar de uno de los temas de actualidad y que además, le afectan directamente. Uno de los temas que más horas de televisión están llenando es la enemistad que existe entre Kiko Rivera  y su madre  Isabel Pantoja. Por este motivo el testimonio de Anabel es del todo interesante, pues como prima y sobrina  de los afectados puede aportar un seguido de informaciones que pueden convertirse en exclusivas para el programa.

Hoy la colaboradora ha hecho complices a los espectadores del programa de unos hechos que han ocurrido fuera de pantalla y que tienen como protagonistas a la propia Anabel y a los miembros de la dirección del formato. Todo ha ocurrido esta mañana cuando una de las productoras  del programa ha contactado con Anabel para pedirle que participase esta tarde en 'Sálvame' por  videollamada  para hablar de su primo y de su tia y ella ha declinado la invitación. 

Al rato, la misma productora volvía a llamar a Anabel para concretar  la hora de la conexión, aunque recordemos, la colaboradora ya había rechazado participar en la primera conversación. En esta ocasión, Anabel volvía a decir que no quería participar y la productora le confesaba que los directores del programa estaban muy molestos  con ella y con sus constantes negativas  cuando tocaba hablar de su propia familia.

Anabel ya estuvo a punto de perder su trabajo

Meses atrás ya se habló de un posible despido de la colaboradora. Finalmente la misma Anabel y el programa acordaban que seguirían invitándola al programa cada vez que sehablase de su familia, aunque finalmente la colaboradora ha seguido acudiendo al programa con cierta frecuencia y hablando de multitud de temas, algunos relacionados con su familia y otros no.

Ahora la propia Anabel se ha jugado su continuidad en el programa y ha dicho sentirse muy incomoda con el trato de sus directores, dando a entender que siempre tiene que ceder a sus solicitudes aunque para ello, ella tenga que pasarlo mal. Tanto es así, que hoy mismo la tertuliana ha invitado a sus jefes a despedirla si consideraban que no cumplía con lo que se esperaba de ella. Además, ha añadido que por seiscientos euros, que es lo que gana por tarde, no le interesa comprometer a toda su familia. Veremos como acaba la relación entre la colaboradora y el programa de las tardes de Telecinco.