Anabel Pantoja en el plató del debate de Gran Hermano VIP

Anabel Pantoja muestra su compra y desata el cachondeo: 'comida chatarra'

La andaluza tiene que mantener una estricta dieta para perder peso

Anabel Pantoja ha perdido peso  en los últimos meses. La joven se sometió a una lipoláser con las que se deshizo de 8 kilos. No obstante, mantener una dieta equilibrada tras esta agresiva técnica le está costando bastante.

No es ningún secreto que a la sobrina de Isabel Pantoja le encanta comer. La colaboradora de Sálvame no tiene ningún reparo en hablar de lo mucho que le gustan la mayonesa y los dulces. Sin embargo, hace unos meses decidía pasar por quirófano para deshacerse de esos kilos de más que le atormentaban.

Una operación muy dura para perder grasa

Estuvo siete horas y media en quirófano y después tuvo que estar ingresada cuatro días, cuando lo habitual es solo uno. “Me han sacado ocho litros de grasa y casi me desangro”, señalaba en la revista Lecturas poco después de su intervención.

Lo cierto es que el postoperatorio tampoco fue tan bien como se esperaba. La joven confesaba entonces que lo había pasado mal. Los dolores eran “brutales” y sentía un gran malestar.

Un compromiso poco fiable

Tras haberse sometido a una lipoláser, la novia de Omar Sánchez se comprometió a llevar una vida más sana y saludable. La joven lo ha conseguido en gran medida y practica deporte a diario. No obstante, eso de vigilar al máximo su alimentación todavía le está costando.

Hace unos días, la sevillana compartía en sus redes sociales su visita a un supermercado. En su carrito de la compra podían verse alimentos que no están para nada recomendados a la hora de hacer una dieta.

No hace falta ser un experto en dietética y nutrición para percatarse de que las patatas fritas, el azúcar refinado y las bebidas alcohólicas no ayudan desde luego a perder peso. Tampoco a mantenerse en forma. Los dulces y la bollería industrial tampoco forman parte de una buena dieta mediterránea, sino de comida chatarra.

Anabel Pantoja lo intenta, pero las tentaciones culinarias suponen todo un desafío para ella. Los productos altamente insanos son su gran debilidad y en su carrito de la compra no había ni rastro de comida buena para su dieta.

La prima de Kiko Rivera e Isa Pantoja se olvidó de coger frutas, verduras o pescado. Quizá le quedaban en el frigorífico de su casa.

Stories de Anabel Pantoja y su carro de la compra
Anabel Pantoja y su carro de la compra | Instagram /España Diario

Sus intentos por mantener un cuerpo envidiable

No es la primera vez que la colaboradora de Sálvame se plantea perder peso. La sevillana ha tratado de llevar diversos regímenes y hasta se sometió a una intervención en la que le pusieron una banda gástrica. Sin embargo, nada de esto le sirvió a la larga.

Cuando la joven dejó de llevar una alimentación equilibrada, acompañada de ejercicios volvió a ganar bastantes kilos. Todo el trabajo que había hecho se fue al traste en tan solo unas semanas.

La sevillana siempre ha culpado de sus problemas con la pérdida de peso a la ansiedad. Esta le impide mantener el físico que a ella le gustaría. Para calmarla, la joven suele tirar de comida basura y esto le perjudica enormemente.

El que sí ha logrado perder peso y mucho es su novio. Tras su paso por Honduras, el exsuperviviente se ha dejado varios kilos en los Cayos Cochinos. La figura de deportista y amante del surf del noveno concursante expulsado de la aventura más extrema de Telecinco se ha resentido con el paso de las semanas.

Quizá la vuelta del exconcursante desde el otro lado del charco logré convencer a Anabel Pantoja para que deje de lado la comida chatarra. Y es que comienza la cuenta atrás para que el exrobinson y su chica pasen por el altar el próximo mes de septiembre.