Alonso Caparrós en 'Sálvame'

Alonso Caparrós desvela lo que le han quitado sus adicciones y que aún no ha recuperado

El colaborador ha publicado un libro en el que narra su resurgir de los infiernos

Si hay un colaborador de  'Sálvame'  que se ha ganado su silla es Alonso Caparrós. El presentador que triunfó en los noventa cayó en las adicciones más peligrosas, llegando a consumir drogas como para matar a un caballo, algo que él mismo desveló y que sirvió para que muchos de sus compañeros de programa se diesen cuenta de la necesidad que tenía el presentador de relanzar su carrera en una modesta silla de 'Sálvame', que poco a poco fue consolidando hasta el día de hoy y que se ha convertido en uno de los rostros más habituales del formato que presenta  Jorge Javier Vázquez.

Hoy el colaborador ha acudido al programa, pero no como tertuliano, ha asistido en calidad de invitado para presentar su nuevo libro 'Un trozo de cielo azul', en el que cuenta con todo lujo de detalles como pasó de tenerlo todo a de golpe, estar hundido en la miseria y sin ninguna opción de poder salir de ese bache. Según cuenta, solamente la esperanza y su familia fueron sus herramientas para poder salir de la mala vida para poco a poco empezar a recuperar su proyección personal y profesional.

El mismo ha contado que Mediaset y 'Sálvame' le dieron una oportunidad cuando el resto de cadenas le daban la espalda, conocedores de sus serios problemas de adicción. Gracias a esta oportunidad, Caparrós es incluso presentador suplente del programa y es uno de los tertulianos de confianza de los directivos y que confían en él para muchas de las puestas en escenas que se realizan en el transcurso del directo.

Sin embargo, ahora que cuenta con un buen trabajo, una familia que lo apoya y una mujer que lo ayuda en su camino y que nunca le ha dejado de lado, hay algo que aún le falta y que por lo visto, lo está atormentando hasta límites insospechados. Si bien es cierto que su hija  Claudia lo ha sabido entender y perdonar los errores de su padre, parece que con su otro hijo y que se llama Andrés, no habría sido tan benevolente con el colaborador y a día de hoy sigue dándole la espalda a su padre a pesar de que este ya ha superado su oscuro pasado.

El colaborador ha admitido con un nudo en la garganta que su hijo pequeño sigue sin dirigirle la palabra y que a día de hoy le cuesta ponérselo en el bolsillo por algunas cosas que aun se le escapan. Mientras admitía que le gustaría que este leyese su libro, cuenta que quizás el mayor miedo de su hijo es que el colaborador lo separe de su madre, algo que él mismo ya ha descartado que lo pretenda, pues admite que el papel de la madre de estos niños ha sido fundamental mientras él no se ha podido dedicar a sus hijos.

El apoyo de Carlota Corredera

Caparrós ha querido ir más allá y además de agradecer la oportunidad que le ha dado la empresa para poder resurgir profesionalmente, también ha querido agradecer el apoyo de algunas personas muy concretas como por ejemplo, el papel que ha jugado Carlota Corredera en su debut como escritor. Pues el colaborador confiesa que la presentadora lo puso en contacto con una editorial y que ha sido la que lo ha ido indicando hasta llegar al final de este proceso literario.

También se ha acordado de Alberto Díaz, director de 'Sálvame' y que fue según él, el salvador de su carrera ofreciéndole un lugar de trabajo y que se lo mantuvo aún y cuando las cosas le estaba yendo peor. Ahora las redes piden que Caparrós de un paso más y que la cadena lo tenga en cuenta para nuevos proyectos, en esta ocasión como presentador. Solamente el tiempo nos dirá si estamos cerca o no de la vuelta de 'Furor', uno de los grandes reclamos televisivos de los noventa.