Alba Santana junto a su madre, Mila Ximénez

Alba Santana, la hija de Mila Ximénez, preocupada también por la vida de su padre

La mujer de 32 años vive en Suiza con su marido y sus dos hijos, pero con la mente puesta en España

Alba Santana se ha convertido en el máximo apoyo de Mila Ximénez. La colaboradora de 'Sálvame' ha dejado muy claro que su única hija y sus dos nietos son la única razón que la mantienen con ganas de seguir luchando contra el cáncer de pulmón que le diagnosticaron el pasado verano.

«Alba ha estado ahí siempre recogiendo mis estados de ánimo y apoyándome siempre en cualquier decisión que tome, aunque estas a veces le han preocupado. La quiero a morir, y tenía que decirlo. Sin ella mi vida sería una noria vertiginosa que acabaría golpeándome contra el suelo. Así que, por ella, voy a luchar sin tregua, para darle el regalo que se merece», escribía Mila Ximénez en su blog de 'Lecturas' para celebrar la llegada del año 2021.

Sin embargo, la enfermedad de su madre no es la única preocupación que Alba Santana tiene en mente. Y es que su padre, el tenista Manolo Santana, tampoco rebosa salud desde hace ya varios años.

El estado de salud de Manolo Santana: el tenista preocupa por su desmejorado aspecto físico

logo Telegram¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A qué esperas? 📲 ¡Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, ¡TE ESPERAMOS!

Los rumores sobre el desmejorado estado de salud de Manolo Santana llevan muchos años sonando con fuerza.

El pasado mes de enero saltaron todas las alarmas por las declaraciones de un trabajador de su club de tenis que advertía de la «lamentable situación» física del tenista que, supuestamente, no era capaz de hablar ni de comer por si solo.

La repercusión de la información fue tal que la dirección de la Mutua Madrid Open se vio en la obligación de salir al paso con un escueto comunicado para aclarar la situación del tenista.

«Nuestro presidente honorífico no ha experimentado ningún cambio en su estado de salud. Sigue desempeñando activamente su trabajo como presidente honorífico, siendo el mejor embajador posible y ayudando a que el torneo siga creciendo», advertía el comunicado enviado a los medios.

No obstante, a juzgar por las últimas fotografías que han salido publicadas, cabe presumir que el estado de salud del tenista no sería muy óptimo.

Manolo Santana y su mujer Claudia Rodríguez en las gradas de un partido de tennis
Manolo Santana, muy desmejorado, y su mujer Claudia Rodríguez en las gradas de un partido de tenis. | GTRES

Acompañado por su actual mujer, Claudia Rodríguez, el exdeportista ha reaparecido ante los medios de comunicación ofreciendo una imagen que hace pensar a muchos que su estado de salud está empeorando cada vez más.

Pese a que el tenista se ha negado a hablar de su vida personal y su actual mujer se ha empeñado en desmentir todos los rumores que han surgido desde el año 2014, a sus 82 años de edad, no cabe duda de que la vejez le está pasando factura a Manolo Santana.

La preocupación de Alba Santana por el estado de salud de sus padres: Mila Ximénez y Manolo Santana

Alba Santana está viviendo una situación muy complicada, a caballo entre Madrid y Suiza, donde reside junto a su marido el israelí, Abiv Miron, y sus dos hijos en común: Alexander de 10 años y Victoria de 4.

La única hija en común de Mila Ximénez y Manolo Santana tiene su vida y su trabajo en Suiza, pero su mente puesta en Madrid, donde residen sus padres.

La distancia ha hecho que la preocupación vaya en aumento, debido a la imposibilidad de estar con ellos, especialmente junto a su madre, ya que la relación con su progenitor se ha visto dañada en los últimos años y todo apunta a desavenencias con su cuarta mujer, Claudia.

De hecho, hace uno meses, la propia Mila Ximénez tuvo unas palabras hacia su exmarido que fueron muy criticadas por su falta de tacto y dejaron entrever la escasa relación que actualmente existe entre su hija y el tenista.

«Creo que Manolo Santana ha sido la peor persona con la que he tenido trato en mi vida. Como tenista ha sido el mejor, como persona para mí ha sido y es abominable. Me estremece pensar que está en una mala situación, pero está como quiere estar y donde quiere estar. Decidió hace mucho tiempo tener esa vida, esa relación», señalaba sobre el hecho de que el tenista ha dejado a sus otros hijos de lado y se ha centrado en su actual relación.