Mila Ximénez con abrigo y gafas de sol

Alba, la hija de Mila Ximénez, contra la decisión que está a punto de tomar su madre

La colaboradora duda si seguir con el tratamiento contra el cáncer, según dejó entrever en 'Sálvame'

Mila Ximénez llevaba desde el miércoles 27 de enero sin aparecer por el plató de 'Sálvame'. La intranquilidad de sus seguidores por ver que las semanas pasaban y la colaboradora no regresaba a su puesto de trabajo, hacían saltar las alarmas.

Finalmente, este martes 2 de marzo pudimos volver a ver a Mila en televisión tras un mes en el que lo ha pasado francamente mal, debido al duro tratamiento que se sometió en el hospital para intentar vencer al cáncer de pulmón que sufre desde el inicio del verano pasado. Ha pasado un mes sin salir de la cama y eso es muy duro para ella, que se ha abierto en canal en su programa.

Mila deja preocupada a su hija Alba tras lo revelado en 'Sálvame'

Tras varias semanas en los que los comentarios sobre el verdadero estado de salud de Mila no han dejado de aparecer, la tertuliana de 'Telecinco' tomó la decisión de regresar a la normalidad este martes 2 de marzo a 'Sálvame'. La colaboradora no quiso enterrar los rumores sobre su larga ausencia y afrontó todos los temas por los que le preguntaron Jorge Javier y el resto de colaboradores. Mila ha explicado sin tapujos cómo está en medio de la 'batalla' por derrotar al cáncer.

¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A que esperas? Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

Muy franca como nos tiene acostumbrados, Mila Ximénez ha relatado que en tan solo 15 días deberá tomar una más que complicada decisión. «La semana que viene me hacen una nueva prueba, porque se ha complicado una de las zonas. Se ha disparado y me hacen un TAC. Dependiendo del TAC, escucharé a mi doctora y yo tomaré una decisión. En 15, 17 días…», ha iniciado su 'speech' la colaboradora de Sálvame.

«No quiero seguir viviendo así»

Mila Ximénez todavía no tiene claro si va a seguir con el tratamiento o lo va a parar en seco. «No quiero seguir viviendo así. No vives, ha sido horrible, me he asustado. No tengo cuerpo. Tengo mucha fuerza, pero cada vez me cuesta más sacarla y levantarme», ha proseguido la colaboradora, para continuar así: «No ha sido una quimio tan devastadora, ha sido un poco mejor, pero está siendo muy largo y jodido el camino. Me ha pillado cansada y la distancia con mi familia y la soledad también está haciendo», ha confesado ante el silencio del resto de colaboradores.

Con un tono de seguridad, Mila ha asegurado que no tiene miedo a morir, pero sí ha dejado claro que lo que tenga hacer quiere que salga bien. «Soy una persona que me gusta vivir con calidad de vida. Sé que estoy preparada y cada día estoy más. Vi unas imágenes de Pau Donés con los tubos y me he dicho: Yo no voy a llegar así, ni de coña. Te lo juro por Alba», ha dicho.

«Si no se sabe si van a funcionar, se acabó el tratamiento»

Lo que no es negociable para Mila es que mientras pueda seguir viviendo, la madre de Alba Santana lo hará con todas las ganas del mundo y nadie va a pararle: «Si me dicen que esto tiene una duración de un tiempo, digo, pues muy bien, yo me organizo. Mientras pueda estar así, y pueda hablar con vosotros, pero si a mí me dicen, que estoy va para larguísimo y que los tratamientos no se sabe si van a funcionar, se acabó el tratamiento», proseguía.

«Lo que dure. Me voy de viaje, me compro una casa en el campo, vengo a trabajar todos los días, pero yo no voy a continuar», concluía su reflexión Mila, ante un Jorge Javier Vázquez, que no hacía más que apoyar la decisión de su amiga y compañera de trabajo.