Maria Patiño posando en el plató de 'Socialité'

Al borde del desmayo: María Patiño sufre un ataque de vértigo en pleno directo

El programa tenía pensado una puesta en escena con la colaboradora y que han tenido que suspender

María Patiño ha vuelto hoy al plató de  'Sálvame'  después de unos días sin hacerlo. La colaboradora tenía que afrontar un reencuentro con Anabel Pantoja, después de la disputa que se desencadenó el pasado fin de semana en  'Socialité', dónde la presentadora le declaró la guerra a su compañera, amenazándola con presentar un programa especial, dónde únicamente se encargaría de sacar los trapos sucios de la sobrina de Isabel Pantoja.

Por su lado, Anabel Pantoja ha considerado que es desmesurada su reacción, cuando realmente es un asunto que no le toca directamente. Nos estamos refiriendo al conflicto de las líneas de joyas que encaró a Anabel con Belén Esteban durante unos largos días y que finalmente se acabó resolviendo al descubrir que se trataba de una trampa que les puso presuntamente uno de los directivos de la empresa de joyas.

El programa tenía pensada toda una acción para el reencuentro entre María y Anabel y para eso, han subido a Patiño con Paz Padilla a las alturas del plató para que viese desde las alturas la situación en la que se encontraban. Lo que no esperaban es que la colaboradora acabaría sufriendo uno de sus episodios más complicados en la pequeña pantalla.

Mientras Padilla intentaba meter en harina a los espectadores, a María Patiño le han empezado a temblar las piernas y las gotas de sudor han empezado a caer por su frente. Ha sido la propia colaboradora quién ha dicho que sufre de vértigos y ha admitido que lo estaba pasando muy mal.

Paz ha corroborado lo que decía su compañera, añadiendo que estaba chorreando y que estaba para meterse en la ducha. Ante esto, el programa ha tenido que bajar de urgencia a la tertuliana de las alturas para que volviese a recomponerse.

Patiño ha suplicado por favor que la bajasen de allí y en esa solicitud no ha encontrado el apoyo de Paz Padilla, que ha insistido en que el miedo no existe y que solamente está en nuestra mente. Esta explicación no ha convencido para nada a María, que seguía pidiendo que la bajasen de las alturas.

El origen del vértigo de María Patiño

La colaboradora no ha tenido problema en contar el motivo de sus vértigos. Según parece, estos aparecieron durante el embarazo de su único hijo, un miedo que se ha quedado en ella y que aún a día de hoy siguen estando muy presentes en su vida. Acto seguido, Patiño ha querido contar como se ha fraguado esta acción, una acción que ella ha querido evitar por todos los medios.