Alba Santana junto a su madre, Mila Ximénez

Abiv, el empresario que se llevó a Alba, la hija de Mila Ximénez, lejos de España

«Mi madre tomó la decisión de que me fuera a vivir con mi padre para que yo pudiera vivir mejor. A veces no tenía ni para pagar la luz y ella quería lo mejor para mí»

En los últimos días, Mila Ximénez, la periodista y colaboradora del programa estrella de las tardes en Telecinco, ‘Sálvame’, mantiene en vilo al mundo del corazón con las últimas noticias sobre su estado de salud. De la misma forma, también han salido a relucir algunos aspectos de su vida más privada y de la relación que mantiene con su hija tanto ahora en el presente como hace unos años.

Precisamente, años atrás, Mila, que estaba arruinada económicamente, se separó de su hija para darle un futuro con más esperanzas y fue entonces cuando Alba creció con su padre. Hoy la hija entiende lo que su madre hizo por ella y es su mayor defensora, y es que de ello tuvimos constancia en la edición de ‘Supervivientes’ en la que participó la de Telecinco.

«Mi madre tomó la decisión de que me fuera a vivir con mi padre para que yo pudiera vivir mejor. A veces no tenía ni para pagar la luz y ella quería lo mejor para mí», explica Alba

logo Telegram¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A que esperas? 📲 Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A que esperas? Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

Lo cierto es que Alba, la hija, no ha dudado ni un momento en convertirse en una de las grandes defensoras de su madre en ‘Supervivientes’. «Lo que más me duele es no poder llamarla y darle consejos», explicaba cuando todavía Mila permanecía concursando.

En una entrevista proporcionada a ‘Lecturas’, Mila admitía que «El día que tuve que decir a mi hija Alba que ya no iba a volver nunca más a aquella casa fue el peor momento de mi vida».

Alba Santana y Abiv Miron
Abiv, el empresario que se llevó a Alba, la hija de Mila Ximénez, lejos de España | Gtres

Un amor de madre a hija que supera todas las adversidades, y es que tal y como explicaba la periodista, «cuando Alba venía a verme yo vendía joyas, relojes, abrigos... Pero un día me vio planchar su uniforme. Nunca me había visto planchar. Empezó a atar cabos de que algo no iba bien», apunta Mila

Cuando la entonces pequeña Alba tenía 8 años, esta ya vivía con Manolo Santana, pero Mila no quería hacerlo público. “Este año ha pasado más tiempo con Manolo, eso es todo”, decía

La nueva vida de Alba

Años después, la hija de Ximénez, Alba, ha formado una bonita familia junto al israelí Abiv Miron. La pareja se conoció hace algunos años en Suiza, en 2004 y se casaron dos años después. Por su parte, tienen dos hijos, Alexander (10) y Victoria (4)

«No lo dudaría. Si volviera a nacer repetiría. Me siento feliz de la persona que soy», ha afirmado con entusiasmo Alba varias veces.

La hija, Alba Santana Ximénez, tiene ahora 32 años y cuenta con dos apellidos que, a decir verdad, no siempre han sido fáciles de llevar. Sin embargo, en todo momento la hija de Mila Ximénez y Manolo Santana, siempre se ha mantenido y ha sobrellevado la situación de una forma impecable.

«Es una mujer maravillosa», esas eras las palabras que utilizaba Mila para definir a su hija en Lecturas, momentos previos a iniciar su andadura destino Honduras. La madre era la primera vez que se marchaba tan lejos y una de las cosas que más le pesaba era el dejar aquí a su niña. Una mujer coraje y con mucha personalidad, madura y la que se había convertido en el último tiempo en el gran apoyo de Mila, su mayor defensora y el principal refugio de la periodista.

Tal y como ya había expresado la colaboradora, la hija se había convertido en su pilar fundamental y en estos días, sin ella, su vida no tendría sentido.

Algo que tiene muy claro, ya que hace algún tiempo, tuvo que vivir separada de ella. Lo mejor de su vida, aunque siempre explicó que la entonces niña, llegó a sus vidas cuando sus padres ya no se querían y el matrimonio no funcionaba.