El virólogo español que pone fecha al fin de las mascarillas: 'Antes de lo pensado'

Adolfo García-Sastre, investigador especializado en el virus de la gripe, opina que no hará falta llevar mascarillas cuando haya una vacuna

Adolfo García Sastre
Adolfo García Sastre prevé que dejarán de usarse las mascarillas cuando haya una vacuna contra el Covid | YouTube

Adolfo García-Sastre, investigador español especializado en el virus de la gripe y residente en la ciudad de Nueva York desde hace 30 años, donde dirige el Instituto de Patógenos Emergentes y Salud Global en la Escuela de Medicina del Complejo hospitalario Mount Sinai, ha concedido una entrevista a la web 'Nius' para hablar sobre la actualidad de la pandemia del Covid-19.

García-Sastre ha revelado que en un tiempo no demasiado lejano las mascarillas podrían dejar de usarse si existe una vacuna contra el coronavirus que sea efectiva, incluso si la eficiencia de la vacuna no sobrepasa el 60%.

«Hasta finales de año no sabremos si las vacunas más avanzadas funcionan»

«Soy optimista respecto a que hay gran posibilidad de que las vacunas más avanzadas, en fase III, den lugar a una efectividad con la que se pueda controlar los problemas que causa. No eliminar el virus, no eliminar los contagios completamente, pero por lo menos controlarlos. Hasta tal punto que no hagan falta otras medidas como el distanciamiento social y el uso de mascarillas, una vez que haya mucha gente vacunada. Creo que eso es lo más probable, pero hay cierta incertidumbre», confiesa el virólogo.

García-Sastre apunta que esto podría ocurrir en un medio plazo: «Hasta finales de año no sabremos si las vacunas más avanzadas funcionan. Antes no sabremos si tienen efectividad. Ya digo, no tiene que ser del 100%, si son del 60%, ya sería bueno usarlas», aclara el virólogo español.

«Ahora mismo lo más importante es la enfermedad grave»

Preguntado por qué logros se van aconseguir cuando esté disponible una vacuna contra el Covid-19, el virólogo afirma que «con la vacuna se quieren conseguir bastantes cosas. La principal es disminuir la enfermedad. Entonces podremos decir: es eficaz en disminuir la mortalidad en un 70%, por ejemplo. Eso en cuanto a mortalidad. ¿Cuál es su grado de eficacia ante la enfermedad grave? ¿Y la leve? ¿Y para prevenir los contagios? Hay distintas formas de definir la efectividad de una vacuna».

«Ahora mismo lo más importante es la enfermedad grave. Pero sería aún mejor si es efectiva en prevenir el contagio, porque si evita que te contagies, no desarrollarás una enfermedad grave. Aun cuando no te proteja del contagio, pero sí de la enfermedad grave, la vacuna se debería usar porque también ayudaría», sentencia.


Comentarios

envía el comentario