Siete de cada 10 contagios en España tienen el mismo patrón y es culpa nuestra

Así lo señalan los epidemiólogos

Un grupo de gente con una mujer empujando un carrito en primer plano paseando por la calle durante la pandemia
La mayoría de contagios por coronavirus cumple el mismo patrón | Àngel Ullate

El coronavirus sigue haciendo estragos en nuestro país. Buena muestra de esto es que las cifras de nuevos contagios y fallecidos, ofrecidas por informes del Ministerio de Sanidad, resultan realmente alarmantes.

Esa situación supone que se estudie a fondo lo que está sucediendo y parece ser que los epidemiólogos, según expone el diario 'ABC', han llegado a una conclusión. Al parecer, 7 de cada 10 contagios en España cumplen un mismo patrón. Patrón que indica que esos son culpa de los ciudadanos en gran medida. Y es que aquellos son consecuencia de la intensa vida social que tenemos.

Los datos esclarecedores

En concreto, la Sociedad Española de Epidemiología (SEE) ha venido a indicar que el 70 % de los contagios tienen lugar por los numerosos contactos que cada ciudadano posee. En concreto, por los contactos que ha tenido desde que se acabó el confinamiento hasta ahora.

Un dato ese, referido en concreto a la población comprendida entre los 15 y los 59 años, que viene a dejar patente que los centros de trabajo son un foco de contagio. No obstante, donde los expertos ponen más su mirada es en bares y en restaurantes. Y es que creen que en estos establecimientos de hostelería los españoles relajan las medidas de seguridad que tienen que cumplir.

Un camarero sirviendo unas cervesas en una terraza durante la pandemia del Coronavirus
Los bares y restaurantes son lugares donde se relajan las medidas de seguridad | GTRES

Precisamente porque esa interacción social viene a ser la gran responsable del aumento constante de los contagios, hay expertos que apuestan por tomar medidas drásticas. Así, por ejemplo, Francisco Caamaño (catedrático de Salud Pública y Medicina Preventiva) ha indicado a 'ABC' que «cerrar bares y restaurantes es fundamental. La vida social, tal y como la entiende buena parte de la población, está constituyendo un riesgo significativo».

Esa opinión, que es compartida por otros muchos epidemiólogos, es precisamente la que ha llevado a Cataluña a actuar. Así, durante quince días, se ha establecido desde la Generalitat el cierre de bares y restaurantes, que solo podrán funcionar para ofrecer servicio de comida a domicilio. Eso sin pasar por alto que también ha impuesto otras obligaciones como el cierre de salas de juego, casinos o bingos.

El sector de la hostelería rápidamente se ha manifestado en contra de esa medida catalana y ha decidido poner la situación en manos de la justicia. Sin embargo, en otras comunidades autónomas también se están planteando el apostar por la misma, aunque Madrid sigue estando en contra de ella. Y es que los expertos en materia sanitaria y epidemiológica, en concreto, consideran que la situación es grave y hay que actuar cuanto antes. Hay que hacerlo para evitar que la ola de contagios de verano coincida con la de otoño y se desborde la crisis.


Comentarios

envía el comentario