Fotografia de un hospital saturado de enfermos de coronavirus

‘Habrá grandes rebrotes y más fallecidos que en 2020’

La variante británica, predominante en 7 comunidades españolas, es hasta un 90% más contagiosa que el resto

Mientras el Gobierno aprieta para acelerar el ritmo de vacunación y salir de la pandemia, las nuevas variantes siguen haciendo estragos. Un nuevo estudio publicado en la revista científica Science advierte de que la variante británica puede provocar grandes rebrotes y recuerda la importancia de mantener las restricciones para evitar un desastre.

Según las previsiones de estos científicos, si se levantan las medidas antes de tiempo podría haber nuevas oleadas de contagios y dejar más muertos incluso que en 2020. Las siguientes semanas podrían ser decisivas de cara al futuro de la pandemia.

La variante B.1.1.7, la primera que de esta nueva serie de mutaciones que está poniendo en jaque las estrategias de lucha contra el coronavirus, se ha mostrado bastante más infecciosa que la anterior. Esto ha motivado una serie de estudios que demuestran su peligrosidad, y la necesidad de mantener las restricciones durante varias semanas más.

En Reino Unido, donde esta variante campa a sus anchas, el Gobierno ha anunciado el fin de las limitaciones de movilidad tras varias semanas de encierro. La tercera ola ha sido especialmente dura allí, con cifras de casos y fallecidos nunca vistas hasta ahora. El rápido levantamiento de las medidas preocupa y mucho a los expertos.

Los investigadores analizaron 150.000 muestras secuenciadas de coronavirus en Reino Unido y descubrieron que la tasa de crecimiento relativo de la variante era mayor que la de otras variantes del coronavirus. Según este último estudio, «sin medidas de control estrictas, incluido el cierre limitado de instituciones educativas y una implementación de vacunas muy aceleradas, las hospitalizaciones y muertes por Covid-19 en 2021 superarán las de 2020».  

Utilizando un modelo matemático con variables como la edad o la localización, los científicos plantearon varias hipótesis. Como por ejemplo, que la variante británica tiene mayor carga viral o un período de eliminación más largo. El objetivo era conocer los mecanismos biológicos de la nueva cepa, y la conclusión es que tiene un índice de reproducción entre un 43% y un 90% más alto que las variantes anteriores.

Predominante en 7 comunidades españolas

En España, la cepa británica de coronavirus es predominante en 7 comunidades autónomas, y en algunos territorios, como en Cantabria o Cataluña, supone siete de cada diez casos. Según estos datos, el estudio publicado en Science para el Reino Unido es también un toque de alerta para nuestro país, que en las próximas semanas se juega la temporada de verano.

En un informe del 4 de marzo, Sanidad advierte que la cepa británica «está aumentando muy rápidamente» y ya es superior al 50% en Andalucía, Asturias, Baleares, Cantabria, Cataluña, Galicia y Navarra. En La Rioja, en cambio, no se ha registrado ningún nuevo caso, y también hay índices muy bajos en Aragón, Castilla y León y País Vasco.

Con los datos de Sanidad en la mano, el Gobierno contempla que la cepa británica tiene una «mayor capacidad de transmisión» y puede producir un aumento de la letalidad «en todos los grupos de edad». Sin embargo, a la luz de los últimos estudios, ve poco probable que la eficacia de las vacunas se vea alterada por la variante británica.

Se relajan las medidas en algunas regiones

A diferencia del Reino Unido, el Gobierno de Pedro Sánchez es partidario de mantener las restricciones hasta después de Semana Santa. El temor a una cuarta ola está frenando la tentación de relajar las medidas antes de tiempo, y todos los esfuerzos se centran en mantener una baja incidencia para salvar la temporada veraniega.

Gobierno y comunidades autónomas están intentando llegar a un acuerdo para mantener el toque de queda y los confinamientos perimetrales hasta después de Semana Santa. Sin embargo, en algunas regiones se están empezando a relajar medidas.

En Castilla y León se abre el interior de la hostelería, sin barra y con aforo reducido, además de los centros comerciales y los gimnasios. En Cataluña se amplía el horario de bares y restaurantes hasta las 17:00 horas, y Galicia anuncia la apertura de las áreas sanitarias de A Coruña y Pontevedra, que dejarán de tener cierre perimetral conjunto.